Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

SpaceX lanzará esta semana la primera misión privada a la Luna de la historia

Concepto artístico del Beresheet sobre la superficie lunar
Imagen: Oshratsl (CC BY-SA 4.0)

Solo tres países han llegado a la superficie de la Luna con sondas de algún tipo: Estados Unidos, Rusia y China. Si la misión Beresheet tiene éxito, Israel será el cuarto y SpaceIL, la primera organización privada en lograrlo.

La X Prize Foundation anunció hace ya una década una competición patrocinada por Google que consistía en llevar un robot a la Luna. El premio de 20 millones de dólares para el primer equipo que lo consiguiera atrajo a grupos de todas partes del mundo, pero incluso los más prometedores tuvieron dificultades económicas e incumplieron los plazos. En 2018, Google canceló definitivamente el concurso.

La organización israelí SpaceIL fue una de las cinco finalistas del Google Lunar X Prize. Ahora es la primera en salir adelante tras la competición. Este jueves, SpaceX lanzará su sonda Beresheet (“Génesis” en hebreo) como carga secundaria de un cohete Falcon 9. Será la primera vez que una empresa privada lance una sonda privada para explorar la superficie de la Luna. Y, si Beresheet consigue acercarse a la Luna y aterrizar, el hito será aún mayor para la historia de Israel y de la exploración espacial en general.

Pero no va a ser fácil. Se espera que Beresheet despegue el jueves 21 de febrero a las 21:45, hora local de Cabo Cañaveral, junto al satélite experimental S5 de la Fuerza Aérea estadounidense. 30 minutos después del lanzamiento, se separará de la etapa superior del Falcon 9 y orbitará la Tierra seis veces en una órbita elíptica. Cuando alcance el punto de mayor velocidad, encenderá sus motores y se alejará del planeta hasta lograr una altitud de 270.000 kilómetros, donde con suerte será atrapada por la influencia gravitatoria de la Luna y empezará a orbitarla.

Advertisement

Si todo sale bien, el 11 de abril la nave recibirá una serie de comandos desde la Tierra para comenzar la maniobra de alunizaje al norte de una planicie extensa y oscura llamada Mare Serenitatis.

SpaceIL ha recibido donaciones privadas y de la Agencia Espacial de Israel para completar la misión. La sonda Beresheet, de dos metros de diámetro y 585 kilos (400 de los cuales son combustible) no tiene control térmico y no podrá sobrevivir en la Luna más de dos días. Entre sus instrumentos solo hay un magnetómetro y un conjunto de retrorreflectores láser. Lo prioritario es hacer historia y, en palabras de SpaceIL, “crear un impacto” en los niños israelíes para que se interesen por la ciencia y la tecnología.

Advertisement

El presupuesto de la misión Beresheet es de apenas 95 millones de dólares.

[SpaceIL vía The Verge]

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key