Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

SpaceX llevará a la Estación espacial internacional calamares, tardígrados y aguacates

1.1K
3
Save
Ilustración para el artículo titulado SpaceX llevará a la Estación espacial internacional calamares, tardígrados y aguacates
Imagen: Jamie S. Foster/NASA

La próxima misión de SpaceX a la Estación Espacial Internacional (EEI) entregará más de 900 kilos de suministros científicos, incluyendo un lote de tardígrados, diminutos calamares hawaianos y chips de tejido para ayudar a explicar por qué los astronautas son más propensos a desarrollar cálculos renales en el espacio. Esta será la 22ª misión de reabastecimiento de carga de SpaceX a la EEI.

Advertisement

Se espera el despegue del cohete Falcon 9 de SpaceX a la 1:29 p.m. ET del jueves 3 de junio desde el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. La cápsula Dragon, llena de suministros para apoyar las expediciones 65 y 66, llegará a la EEI el sábado 5 de junio a las 5:00 a.m. ET. Tanto el lanzamiento como el acoplamiento de la misión SpaceX CRS-22 se pueden ver en vivo en NASA TV.

El peso total de la carga asciende hasta los 3.328 kg. Está incluido el paquete de atención habitual para la tripulación, junto con un envío especial de alimentos frescos que consiste en manzanas gala, naranjas, tomates, cebollas, limones, mini pimientos y aguacates. También se están preparando equipos para caminatas espaciales, hardware de vehículos y recursos informáticos, además de varios proyectos científicos interesantes.

Imagen microscópica de un tardígrado.
Imagen microscópica de un tardígrado.
Imagen: Boothby Lab/NASA

Los tardígrados de la especie Hypsibius exemplaris se encuentran entre los tres organismos incluidos en la misión. Estos animales microscópicos notablemente duraderos pueden tolerar temperaturas bajo cero, radiación intensa, el vacío del espacio y, como muestra una investigación reciente, impactos de mas de 728 metros por segundo. Que los científicos quieran observar tardígrados en órbita terrestre baja tiene sentido, ya que son excelentes modelos para estudiar cómo los sistemas biológicos se adaptan a la vida en ambientes extremos.

El propósito de este proyecto, llamado Cell Science-04, es estudiar las capacidades a corto plazo y multigeneracionales de los tardígrados para resistir las condiciones del espacio e identificar los genes responsables de la supervivencia en entornos súper estresantes. Thomas Boothby, investigador principal del proyecto y biólogo molecular de la Universidad de Wyoming, Estados Unidos, dijo que espera “comprender cómo los tardígrados sobreviven y se reproducen en estos entornos, y si podemos aprender algo sobre los trucos que utilizan y adaptarlos para salvaguardar a los astronautas”, como explicó en un comunicado de prensa de la NASA.

De hecho, los hallazgos de esta investigación podrían proporcionar una mejor comprensión de los factores de estrés que afectan a los humanos y animales no humanos en el espacio y, a su vez, apoyar el desarrollo de contramedidas para enfrentar esos desafíos.

Advertisement

Un grupo de calamares bebés también están haciendo el viaje al espacio. Como miembros clave del experimento UMAMI, estos calamares demostrarán cómo se comportan los microorganismos beneficiosos en el espacio. Los seres humanos y otras criaturas dependen de los microbios internos para mantener un sistema inmunológico fuerte y para ayudar con una digestión saludable, entre muchas otras funciones, pero no está del todo claro cómo los entornos de gravedad mínima afectan a los microbiomas. La investigación de UMAMI es un esfuerzo por explorar esto.

Para ello, se estudiarán los calamares bebés de las especies Euprymna scolopes, para determinar cómo su relación simbiótica con la bacteria Vibrio fischeri puede verse afectado por la microgravedad. O como dice la NASA, “para determinar cómo los microbios colonizan e influyen en el desarrollo de los animales” en el espacio. Los científicos estudiarán la expresión genética del calamar tanto en entornos de microgravedad como de gravedad normal, con y sin la presencia de bacterias simbióticas. La NASA menciona que los conocimientos en esta área “podrían ayudar a identificar formas de proteger y mejorar estas relaciones para mejorar la salud y el bienestar de los humanos en la Tierra”.

Advertisement
El equipo de Gilroy Lab TICTOC. De izquierda a derecha: Sarah Swanson, Simon Gilroy, Richard Barker y Arkadipta Bakshi.
El equipo de Gilroy Lab TICTOC. De izquierda a derecha: Sarah Swanson, Simon Gilroy, Richard Barker y Arkadipta Bakshi.
Imagen: Deb Wells/NASA

Un tercer organismo, la humilde planta del algodón, también va al espacio esta semana. La investigación se llama Apuntar al algodón mejorado a través del cultivo en órbita (TICTOC) y está siendo financiada por el gigante minorista Target. El propósito de esto es identificar los factores ambientales y los genes que controlan el crecimiento de las raíces en ambientes de gravedad mínima, lo que en última instancia podría resultar en cultivos que requieran menos agua y pesticidas. El investigador principal y botánico Simon Gilroy de la Universidad de Wisconsin-Madison espera descubrir “características de la formación del sistema de raíces que pueden ser enfocadas por parte de los criadores y los científicos para mejorar características como la resistencia a la sequía o la absorción de nutrientes, ambos factores clave en los impactos ambientales de agricultura moderna”, según le dijo a la NASA.

Advertisement

La investigación Kidney Cells-02 podría arrojar nueva luz sobre por qué los astronautas experimentan una mayor susceptibilidad a los cálculos renales durante los vuelos espaciales. Utilizando un modelo de células renales en 3D, básicamente, un chip de tejido, los científicos estudiarán la formación de microcristales, cuya acumulación conduce a cálculos renales. Esta investigación podría conducir a nuevas medidas preventivas o terapias, que serían útiles tanto para los astronautas como para las personas que viven en la Tierra.

El sistema de realidad Pilote siendo probado en la tierra.
El sistema de realidad Pilote siendo probado en la tierra.
Imagen: CNES/GRIMAULT Emmanuel
Advertisement

La tripulación también probará una interfaz de realidad virtual, llamada Pilote, para controlar externamente brazos robóticos, como Canadarm2, y naves espaciales, como Soyuz. Este proyecto, desarrollado por la Agencia Espacial Europea y el Centre National d’Etudes Spatiales (CNES) “podría ayudar a optimizar la ergonomía de las estaciones de trabajo en la estación espacial y futuros vehículos espaciales para misiones a la Luna y Marte”, afirmó la NASA.

También se probará un dispositivo de ultrasonido portátil en el entorno de microgravedad de la ISS. Llamado Butterfly IQ Ultrasound, el dispositivo, o algo así, sería útil durante una emergencia de salud, ya que permitiría a la tripulación diagnosticar una afección médica grave durante misiones de larga duración a Marte, por ejemplo.

Advertisement
Los primeros dos de los seis nuevos paneles solares para la EEI siendo cargados en una nave espacial Dragon.
Los primeros dos de los seis nuevos paneles solares para la EEI siendo cargados en una nave espacial Dragon.
Imagen: SpaceX.

También a bordo de la nave Dragon hay un lote de nuevos paneles solares. El ISS Roll-out Solar Array (iROSA) está formado por paneles compactos que aumentarán la energía disponible para la investigación y otras actividades de la EEI. La instalación del primer par de seis nuevas formaciones está programada para comenzar este verano.

Advertisement

La NASA confía cada vez más en su socio comercial SpaceX para sus ambiciones en la exploración espacial. La compañía dirigida por Elon Musk ganó recientemente un contrato para construir un sistema de aterrizaje lunar para el programa Artemis de la NASA, que apunta a llevar humanos a la Luna en 2024.