El Surface RT fue el último intento osado y fallido de Microsoft de colarse en el territorio de las tabletas. No funcionó muy bien, en gran medida debido a Windows RT. Ahora, con el Surface 2, Microsoft lo vuelve a intentar para convencernos de que a la segunda va la vencida. ¿Lo consigue?

¿Qué es?

Se trata de la segunda versión del Surface RT, ahora con un nuevo nombre, Surface 2, mejores especificaciones y algunos cambios (menores) en diseño.

Advertisement

¿Para quién es?

Para aquellos que quieran una tableta para navegar por Internet y ver películas, pero también para teclear y trabajar. Para los adictos a Microsoft Office.

¿Por qué importa?

Al igual que con Windows 8.1 y el Surface Pro 2 (la segunda versión del Surface, pero con Windows 8.1 completo), el Surface 2 intenta corregir los errores iniciales del Surface RT. Lo consigue solo a medias.

Advertisement

Diseño

El Surface 2 incorpora cambios en diseño pero, como veremos ahora, son bastante mínimos. Es, en esencia, un Surface RT con maquillaje. Ahora el Surface 2 viene en color gris y con un cuerpo algo más estilizado que el modelo anterior.

Advertisement

El Surface 2 es más fino (8,9 mm vs 9,4 mm del Surface RT) y más ligero (muy poco más, 676 gramos vs 680 gramos del Surface RT). Muestra el logo de Surface en la parte trasera, en lugar del de Microsoft. Tiene también mejor pantalla (1080p, 207 píxeles por pulgada, igual que el anterior Surface Pro y ahora el Pro 2) y dos cámaras también mejores (1080p, 3,5 megapíxeles la frontal, 5 megapíxeles la trasera). Es la mejor cámara en cualquier tableta ahora mismo, pero sigue siendo una cámara en un tablet.

Cuenta con el mismo stand trasero del Surface Pro 2. Es una mejora que hace que sea mucho más cómodo para teclear sobre el regazo, por ejemplo, aunque eso no significa que usarlo de esta forma sea en sí perfecto. Los teclados Touch y Type Cover 2 son también mejores, pero no lo suficiente como para que sea algo diferencial. Los usuarios lo notarán, pero no será algo que cambie nuestra decisión de compra para bien o para mal.

Utilizándolo

El Surface 2 no es que se parezca físicamente al Surface RT, es que se comporta como el RT, solo que mejor. Si el RT antes iba lento, ahora el 2 no. La mejora en la pantalla también se nota, aunque no está a la par que tabletas similares de 10 pulgadas como los últimos iPad retina o el Nexus 10. Pero da igual, porque las live tiles, el contenido, el el vídeo... se ve más nítido y brillante que nunca en el Surface 2.

Advertisement

Además de la lentitud, el otro problema con el Surface RT eran las apps, o la ausencia de las mismas. El Surface 2 ya no sufre ese problema de forma tan evidente como antes. En el Windows Store puedes encontrar ahora casi cualquier aplicación esencial y es una mejora importante. La experiencia que obtienes del Surface 2 al utilizarlo es justo esa, un Surface RT mejorado. No es una revolución como muchos tal vez esperaban, es una aceptable evolución.

Advertisement

Accesorios

Curiosamente, la mayor mejora del Surface 2 viene con sus accesorios. El Touch Cover 2 es realmente bueno para teclear. La extrañeza de utilizar un teclado físico sin teclas móviles sigue ahí. Es muy fácil todavía equivocarse, darle a la tecla que no es muchas veces, pero el Touch Cover 2 es instantánemente más intuitivo que antes. Ayuda que esta nueva versión tiene 1.100 sensores táctiles frente a los 80 de la versión anterior. Se nota.

Lo malo: este teclado no es mucho más grueso que su antecesor y sigue teniendo cierta flexibilidad, algo que es incómodo cuando intentas utilizarlo para teclear sobre el regazo.

Advertisement

El Type Cover 2 (en la foto, el teclado físico) también mejora. Las nuevas teclas tienen menos holgura y eso perfecciona mucho la sensación al teclear. Aunque tiene su desventaja: te dará la sensación de seguridad al teclear y pronto comprobarás decenas de erratas. Como con el Touch Cover 2, requiere su tiempo de adaptación y aprendizaje. Según Microsoft, el nuevo Touch Cover es más fino que antes, aunque el cambio es casi imposible de percibir.

Una adición que se agradece es que ambos teclados, el Touch y el Type, están retroiluminados. La principal desventaja, sin embargo, es que el trackpad de ambos sigue siendo demasiado pequeño. Por supuesto, siendo la pantalla del Surface táctil, no es una tragedia, pero la experiencia no es la misma. Aún así, como consumidores, si nos ponen delante un equipo con teclado, trackpad y pantalla, vamos a querer utilizarlo como sabemos hasta ahora, y el trackpad tan pequeño no es ideal.

Advertisement

Lo bueno

El hardware y el diseño del Surface es realmente bello. Igual que el RT, el Surface 2 se ve y se siente muy bien al utilizarlo desde el punto de vista del hardware: el teclado, el stand trasero, la pantalla, la solidez del equipo... Muy pocos fabricantes están sacando tabletas tan cuidadas y pulidas como el Surface 2 (y el Surface Pro 2) desde el punto de vista del hardware.

Advertisement

El Surface 2 no solo tiene también mejores especificaciones, ofrece una mejor experiencia. Se nota sobre todo en la rapidez. El procesador Tegra 4 y los 2 GB de RAM no decepcionan. Y con la nueva pantalla 1080p, no echarás de menos tu ordenador en cuanto a resolución se refiere. Los teclados mejoran, y las cámaras son ahora decentes para lo que ofrecen las tabletas. Las fotos que obtienes con la cámara trasera de 5 megapíxeles no son espectaculares, pero no están mal:

Advertisement

Lo malo

El Surface RT tenía mayores problemas que unas especificaciones rácanas. Estaba el ecosistema. El abanico de aplicaciones para el interfaz Metro UI ha mejorado, pero si te vas más allá de las esenciales, aún hay una pobre selección. Por ejemplo, en redes sociales, no está Pinterest, Instagram, Snapchat o Vine. Algunas no tienen versión para tabletas, pero tampoco hay una versión para Windows Phone que se pueda adaptar. Y si no utilizas Xbox Music para tus canciones, olvídate de Pandora, Spotify, Rdio, Soundcloud o Last.fm.

Si miramos a las especificaciones, las mejoras son bienvenidas, pero se quedan lejos de dejar al Surface 2 en la alta gama. El aumento a 207 ppp es insuficiente para medirse con la competencia: tabletas de tamaños comparables como el iPad o el Nexux 10 cuentan con pantallas de 264 y 300 ppp respectivamente. Otras más pequeñas como el Nexus 7 o el Kindle Fire HDX tienen también mayor densidad de píxeles.

Advertisement

Y luego está el precio. El Surface 2 cuesta desde 429 euros / 450 dólares para el modelo de 32 GB. Son 70 euros / 50 dólares menos que el iPad Retina de 16 GB (una diferencia más considerable de 170 euros / 150 dólares para el iPad de 32 GB). El iPad ofrece sin embargo mejor pantalla y un ecosistema de aplicaciones mucho más completo. O visto de otra manera: el Surface 2 es solo 70 euros más barato que el Nexus 10 de 32 GB, que también ofrece mejor pantalla y más apps (aunque no todas optimizadas para pantallas de 10 pulgadas).

Y esos precios son sin tener en cuenta sus mejores accesorios, los teclados Type y Touch Cover, que convierten al Surface 2 en un equipo de productividad. Cuestan 120 euros/dólares y 130 euros/dólares respectivamente, llevando el precio final más allá del Nexus 10 y igualándolo al del iPad de 32 GB (pero sin teclado).

Advertisement

¿Me lo compro?

Cuestión de poner pros y contras en la balanza, pero la respuesta es probablemente no. La mejor pantalla, cámara y especificaciones hacen al Surface 2 un equipo mucho más completo que el Surface RT, pero sigue sin ser tan atractivo como la competencia. Es, como decimos arriba, un paso hacia delante, pero dos por detrás de sus rivales.

El Surface Pro 2 tiene más argumentos para convencerte, pero el Surface 2 se queda a mitad de camino. Si crees que tu tableta debe tener un teclado acoplado para teclear y trabajar, y no te vale con un teclado bluetooth sincronizado con otras tabletas superiores, entonces el Surface 2 es para ti. De lo contrario, sigue mirando.

Advertisement

Microsoft Surface 2, especificaciones:

  • Pantalla: 10.6 pulgadas, ClearType 1920 x 1080 (207 ppp)
  • Procesador: 1,3 GHz Quad Core Tegra 4
  • Almacenamiento: 32 GB, con microSD
  • Wi-Fi: 802.11b/g/n
  • RAM: 2 GB
  • Conectividad: 1 puerto USB 2.0, otro de salida de video HD
  • Peso: 675,9 gramos
  • Tamaño: 274,6 x 172,5 x 8,9 mm