Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

En 1933, comienza la construcción de lo que se convertirá en uno de los monumentos más famosos de Estados Unidos: el Golden Gate. Cuando se completó, habían pasado cuatro años. Era 1937, y la galería fotográfica que se tomó durante su construcción mostraba la dificultad y el peligro que corrieron muchos.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Primera estructura (AP)

Cuando el puente se finalizó, el Golden Gate tenía una longitud de 1.280 metros de largo, suspendido sobre dos torres de 227 metros cada una, por lo que fue el puente colgante más largo del mundo.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Desde su apertura al público en mayo de 1937, se calcula que más de 2 mil millones de vehículos cruzaron el puente, tanto en dirección norte como sur.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

El puente fue nombrado así, no por su color naranja distintivo (que proporciona visibilidad adicional a los barcos que pasan en la famosa niebla de San Francisco), sino por el Estrecho Golden Gate, donde la Bahía de San Francisco se abre hacia el Océano Pacífico.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

El puente cruza el estrecho y conecta la parte norte de la ciudad de San Francisco con el condado de Marin, California.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

De hecho, antes de la construcción del puente, la única forma de viajar entre estas dos áreas era en ferry.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Wikimedia Commons

El ingeniero en jefe del puente, Joseph B. Strauss, quien había construido numerosos puentes en Estados Unidos, estuvo involucrado en el proyecto a principios de la década de 1920.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Desde el comienzo, Strauss y sus colaboradores se enfrentaron a numerosos desafíos, incluida la oposición de muchos funcionarios escépticos de la ciudad que estaban preocupados por los costes, además, los operadores de ferry temían que el puente pudiera afectar su negocio.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Algunos ingenieros dijeron que era técnicamente imposible construir el puente, y lo cierto es que no fue fácil recaudar fondos para el proyecto al comienzo de la Gran Depresión (se aprobó una emisión de bonos de 35 millones dólares para financiarlo en 1930).

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Una vez que comenzó la construcción, los trabajadores tuvieron que lidiar con todo tipo de problemas: fuertes corrientes oceánicas, vientos y la permanente niebla del Estrecho Golden Gate.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Wikimedia commons

Hasta once trabajadores murieron durante la construcción del puente, 10 de ellos en un día, el 17 de febrero de 1937, cuando un andamio cayó a través de una red de seguridad.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Golden Gate

De hecho, si no se dieron más muerte fue gracias al uso innovador de las redes de seguridad móviles por debajo de la obra, la cual salvó la vida de muchos trabajadores.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Getty

Y es que para hilar los cables, los trabajadores tiraban del alambre, con un grosor similar al de un lápiz, desde el anclaje de una orilla pasándolo por encima de las dos torres hasta el otro anclaje, ahí se aseguraba y se llevaba de vuelta.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Golden Gate

Fueron necesarios muchísimos viajes de ida y vuelta, alcanzando al final un total de alambres de los que está compuesto cada cable de casi 30 mil.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Golden Gate

A pesar de todos los problemas, el puente, con su diseño art decó, se completó en cuatro años. Para el 27 de mayo de 1937, unas 200.000 personas se presentaron para celebrar su inauguración.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: AP

Al día siguiente, el presidente Roosevelt presionó en un telégrafo de la Casa Blanca indicando al mundo que el puente estaba abierto al tráfico de vehículos. El coste inicial del puente fue de 50 centavos por trayecto.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Wikimedia Commons

El Golden Gate seguiría siendo el puente colgante más largo del mundo hasta que fue superado por el Verrazano-Narrows de la ciudad de Nueva York, que se inauguró en 1964 (actualmente es el Akashi Kaikyo en Japón). Por cierto, dato curioso: en febrero de 1985, el coche número mil millones cruzó el puente.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: Wikimedia Commons

Hoy el Golden Gate sigue siendo una de las estructuras más llamativas e impresionantes del mundo. Y no solo por su belleza, sino por lo que nos recuerda la misma: fue un logro a la persistencia del hombre. [Wikipedia]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter