Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Getty Images.

Recientemente la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA), anunció que investigaba más de 100 quejas de usuarios de automóviles Tesla quienes aseguran que sus autos aceleran de repente por sí solos. Tesla ahora niega esas acusaciones, asegurando que es un intento de manipular sus acciones.

Advertisement

La compañía asegura que las acusaciones son “completamente falsas”, y aseguran que la petición a la NHTSA de iniciar investigación tiene su origen en un “vendedor en corto de Tesla”, dicho de otro modo, alguien que obtiene dinero adquiriendo y vendiendo acciones en la bolsa de valores, en este caso de Tesla. CNBC fue el primer medio en reportar que un inversionista bursátil fue quien inició la petición.

Según declaraciones de Tesla, la compañía investigas “cada incidente en el que el conductor indica a la compañía que el automóvil habría acelerado de algún modo distinto al que el conductor había indicado. En cada una de nuestras investigaciones, al analizar los datos del automóvil, determinamos que siempre funcionaron de manera correcta”.

Las acusaciones aseguran que de los 127 casos registrados por quejas de usuarios, 110 tuvieron como resultado un accidente de tránsito, de los cuales 52 resultaron en lesiones de los pasajeros de los autos. [Tesla vía TechCrunch / Verge]

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter