Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Tesla ya no aceptará Bitcoins como pago por sus implicaciones medioambientales

869
44
Save
Alerts
Ilustración para el artículo titulado Tesla ya no aceptará Bitcoins como pago por sus implicaciones medioambientales
Imagen: Dan Kitwood / Staff (Getty Images)

Tesla ha “suspendido las compras de vehículos con bitcoin”, tuiteó Elon Musk este miércoles por la noche supuestamente preocupado por el “uso cada vez mayor de combustibles fósiles para la minería de bitcoins”.

Advertisement

En el comunicado que compartió, que rápidamente se volvió viral, Musk afirmaba que aunque la criptomoneda es una “buena idea a muchos niveles”, el gasto de recursos de la minería de Bitcoin, que con frecuencia depende de fuentes de energía sucias como el carbón, ha hecho que la empresa haga una pausa sobre este tipo de transacciones futuras.

“Tesla no venderá ningún Bitcoin y tenemos la intención de usarlo para transacciones tan pronto como la minería pase a una energía más sostenible”, escribió Musk. “También estamos buscando otras criptomonedas que utilicen <1% de la energía/transacción de Bitcoin”.

El estrés al que la minería de Bitcoins ha sometido a nuestro planeta se ha vuelto innegable en estos últimos años a medida que se ha disparado la cantidad de energía necesaria para extraer criptomonedas. Según el Índice de Consumo de Electricidad de Bitcoins de Cambridge, el uso de energía de la moneda superó recientemente la huella energética anual de Argentina. En todo el mundo, los países están comenzando a tomar nota de la situación: en marzo, la provincia de Mongolia Interior en China decidió detener todas las nuevas empresas mineras de bitcoins y de otras criptomonedas a fin de reducir el consumo de electricidad en una red que ya está al límite de su capacidad.

Pero mucho después de que las devastadoras implicaciones ambientales asociadas con los Bitcoins fuesen ya evidentes, los líderes tecnológicos como Musk y el CEO de Twitter, Jack Dorsey, siguieron elogiando las criptomonedas como si fuesen una bendición ecológica para el futuro de las energías renovables. El 21 de abril, la compañía de Dorsey, Square, publicó un documento técnico en el que presentaban unos retorcidos argumentos a favor de un ecosistema en el que “la energía solar/eólica, las baterías y la minería de bitcoin coexistiesen formando una red verde que funciona casi de forma exclusiva con energías renovables”. Dorsey se hizo eco de aquellas afirmaciones y Musk no tardó en darle la razón públicamente en redes sociales.

Por tanto, es extraño cuanto menos, que menos de un mes después de promocionar el potencial ecológico de los Bitcoins, Musk presuma de salvar el medio ambiente de las sucias criptomonedas movidas por combustibles fósiles. De hecho, es algo en lo que él mismo tiene intereses personales, ya que el pasado febrero se descubrió que Tesla había invertido 1500 millones de dólares en Bitcoin y que estaba pensando si invertir en más criptomonedas en un futuro.

Advertisement

Cualesquiera que sean las intenciones de Musk, queda al menos claro a estas alturas que el sistema está amañado de modo que cuando dice ciertas cosas, los precios de las acciones se disparan, o viceversa.