Toy Story 4 tenía un final alternativo que, por suerte, nunca ocurrió

30.4K
19
Save

Tras pasar un tiempo alejada del resto de juguetes de la saga, Bo Peep hizo su reaparición en Toy Story 4. La pastorcilla le presentó a Woody la idea de que los juguetes no tienen por qué dedicarse enteramente a un niño, sino que pueden hacer muchas cosas, como ayudar a otros juguetes a encontrar su camino. Era un mensaje que la franquicia necesitaba dar: todos podemos decidir sobre nuestras vidas. Pero Pixar estuvo a punto de tirar ese mensaje por la borda.

Advertisement

Entertainment Weekly ha hecho público un final alternativo para Toy Story 4 que es la antítesis de la moral de la película, y que me ha dejado extrañamente incómodo. A juzgar por el clip que compartimos a continuación, Disney estuvo jugando con la idea de que Bo Peep acabara descubriendo a su nuevo dueño, la niña que ve en la tienda de antigüedades. Esto llevaba a que Bo Peep y Woody se separaran. Al ver a la niña, Bo Peep abría mucho los ojos y hablaba como si hubiera conocido a Dios (teniendo en cuenta que una de las muchas teorías de los fans de Toy Story es que es una alegoría de la religión, no me sorprende).

“Ella es la indicada”, decía. “Siento una conexión de nuevo, Woody, como que estuviera destinada a ser su juguete”.

Este final alternativo era básicamente el peor de los casos: lo mejor del viaje de Bo Peep es que no tuvo que cambiarlo. Después de que Woody se reuniera con ella, que no había vuelto a aparecer desde Toy Story 2, supimos que era feliz en su vida como un juguete sin niños. Había encontrado un hogar, una comunidad, una vocación. A Woody le inquietó saber esto ya que iba en contra de lo que él creía que estaba en la naturaleza de cada juguete, pero llegó a comprender, apreciar e incluso unirse a su causa.

Advertisement

Cuando vi Toy Story 4 por primera vez, me preocupaba que todo terminara con Bo Peep dándose cuenta del error que había cometido y volviera a casa con Woody o encontrara a su propio niño. Que simplemente estuviera enmascarando su soledad con seguridad en sí misma y que su destino fuera realmente estar con el niño “correcto”. Hubiera sido un final terrible para el personaje, y para toda la tesis de la película, y habría eliminado lo mejor del auténtico final de la historia. Además, aunque no creo que esto haya sido intencional, porque este final también le roba a Woody su propia transformación en el transcurso de la película, habría sido una situación en la que un personaje masculino tenía razón todo el tiempo y la mujer tuvo que aprender a ver las cosas a su manera.

Afortunadamente, eso no fue lo que sucedió. No está claro qué tan en serio estuvieron considerando ese final, o por cuánto tiempo, pero el director Josh Cooley dijo en el clip que “estuvo muy cerca” de suceder. Me alegra que hayan elegido el final que eligieron, pero para ser sincero, el hecho de que hayan considerado seriamente hacerlo de esta otra manera todavía me inquieta. Casi terminan la película invalidando todo lo que Bo Peep, e incluso Woody, representan. Quizá eso signifique que todo el espíritu, la tesis de la película, no fuera tan crucial para Toy Story 4 como alguna vez pensé que fue.

Share This Story