Innovación, que no revolución. El Galaxy S9 acaba de lanzarse para conquistar y reinar sin resistencias en un insípido Mobile World Congress 2018 con una serie de mejoras sobre su predecesor, el Galaxy S8, más incrementales que revolucionarias. Estas son las mejores y las peores.

Advertisement

Lo bueno

El cambio de posición del sensor de huellas dactilares

Junto a la bater√≠a del Note 7 (vale, quiz√° no tan grave), la ubicaci√≥n del sensor de huellas dactilares del Galaxy S8 ha sido uno de los peores fracasos de Samsung en a√Īos. La ubicaci√≥n junto a la c√°mara provocaba que, m√°s veces que menos, acabases plantando el dedazo sobre esta y tener que andar tanteando hasta acertar con el sitio adecuado.

Advertisement

Algunos aseguraron en su d√≠a que con el tiempo uno se acababa acostumbrando pero la mayor√≠a de usuarios del Galaxy S8, entre los que me incluyo, siguen plantando con gracia y soltura el dedo en el lugar equivocado de all√° para cuando. Con el S9, Samsung ha corregido un error peque√Īo pero cr√≠tico y ha colocado el sensor justo debajo de la c√°mara, en un sitio mucho m√°s natural y que se encuentra f√°cilmente a ciegas cuando sostienes el tel√©fono en la mano.

Dise√Īo

Para muchos, una evoluci√≥n menor, para m√≠, un ejercicio de continuidad bien entendida. El dise√Īo del Galaxy S9 renueva y perfila mejor las l√≠neas del S8, como en su d√≠a lo hiciera el S7 con las del S6, pero tocando donde hace falta y dejando intacto lo que importa, la esencia.

Advertisement

En un mundo donde ya no es necesario cambiar todo en un smartphone de un a√Īo para otro para llamar la atenci√≥n, a servidor no le importar√≠a lo m√°s m√≠nimo que este fuese el dise√Īo de los Galaxy S en los a√Īos venideros. El tel√©fono se siente estupendo en la mano, se agarra bien y los bordes curvados facilitan el manejo. L√°stima de cristal atrapa huellas, eso s√≠.

Altavoces

Otro de esos ‚Äúpor fin‚ÄĚ que Samsung ha tachado de la lista con el Galaxy S9. El Galaxy S9 incorpora altavoces est√©reos con tecnolog√≠a Dolby Atmos y, hasta donde hemos podido probar, se oyen realmente bien. Es una tecnolog√≠a que ya llevaba en los iPhone desde hace un tiempo y que en los Galaxy comenzaba a ser dolorosamente ausente.

Advertisement

Al respecto, hay que especificar una cosa: es un tel√©fono m√≥vil. Por supuesto que no son unos grandes altavoces, y por supuesto que no van a sustituir a tu altavoz bluetooth de confianza, por ejemplo, pero el cambio y la evoluci√≥n desde la extra√Īa sensaci√≥n que generaba el √ļnico altavoz en los anteries Galaxy son m√°s que notables.

Ah, y no, Samsung no ha prescindido de la toma de auriculares. Te est√°s quedando sola, Apple.

Advertisement

Espera un momento... ¬ŅQu√© pasa con la c√°mara?

No, no me he olvidado de ella. Aunque la c√°mara va a ser probablemente el elemento definitorio del Galaxy S9 y una de las mejores que veamos montadas en un smartphone este a√Īo, tiene varias particularidades que han provocado que no la incluya directamente (lo estoy haciendo ahora, al fin y al cabo) en mi particular selecci√≥n de aciertos. La primera: es una c√°mara, es probablemente el elemento m√°s susceptible a tener alg√ļn fallo flagrante que todav√≠a no hemos podido probar en nuestro breve tiempo con el terminal. La segunda: hay cosas que, como detallo en el p√°rrafo siguiente, no me gustan en absoluto c√≥mo han sido resueltas. La diferenciaci√≥n entre ambos modelos, la separaci√≥n tan confusa entre la apertura de f/1.5 y f/1.8. Demasiado que decir aun en este aspecto.

Lo malo

Las diferencias entre un modelo y otro

Esto es malo, muy malo. Reservarse lo mejor para el modelo m√°s grande (y m√°s caro) no es nuevo en el mundo de la telefon√≠a m√≥vil, Apple hace algo parecido con el iPhone 8 y el iPhone X. En el caso del Galaxy S9 y el Galaxy S9+, que son mucho m√°s parecidos entre s√≠, las maniobra es flagrante. Reservar la c√°mara buena, con la apertura de f/1.5, al S9+ seguro que inclinar√° la balanza para alg√ļn comprador indeciso, pero tambi√©n es una falta de respeto para el consumidor y, peor aun, a√Īade fragmentaci√≥n. La memoria (4 GB vs 6 GB), tambi√©n cambia.

Advertisement

La estrategia empuja a una pantalla siempre m√°s grande cuando, precisamente, el tama√Īo de la misma suele ser uno de los elementos que define la compra de un tel√©fono. Alguien a quien no le gusten las pantallas grandes es posible que se sienta forzado a coger un modelo m√°s inc√≥modo simplemente para poder aprovechar del todo la apertura o el extra de RAM, no es justo.

La diferencia entre un Galaxy S y un GalaxyS+ deber√≠a ser de tama√Īo, no de calidad.

Advertisement

Los AR Emoji

Está claro que sin Apple y sus animojis posiblemente no hubiésemos visto los AR emoji en los nuevos Galaxy S9. La historia de siempre. El resultado de hacer algo en respuesta a la competencia, y no a un interés y una fe genuina en el consumidor es que sale algo que sí, pero no.

Los AR emoji son raros, extravagantes y bastante feos. Hasta donde hemos podido probar, el reconocimiento funciona peor que en el iPhone X (donde ya a veces va un poco justo) y no tienen una integración real con el resto del sistema. Ni siquiera son tan cómodos como los animoji, que solo requieren mirar a la cámara, aquí hay que crear primero el avatar AR y luego aplicar los efectos. Los de Apple no eran perfectos, estos son solo una sombra de ese intento.

Advertisement

Y si los animoji son un signo más de una industria, la del smartphone, cada vez más agotada en cuanto a novedades y funcionalidades, cada vez más cansada de innovar, los AR emoji son una versión todavía peor lo mismo. Innecesarios, irrelevantes y mal hechos.