Los dispositivos Google Home y Chromecast están “matando” las redes wifi de no pocos usuarios. El problema, destapado por Android Police, parecía restringido al altavoz Google Home Max y al router TP-Link Archer C7, pero parece estar extendiéndose a otros dispositivos Google y routers.

Advertisement

TP-Link parcheó rápidamente el problema original. Si tienes un router Archer C7, puedes encontrar la actualización pertinente aquí. El problema es que desde entonces, las quejas en los foros de producto de Google se han extendido a otros modelos de router y otros dispositivos de la compañía. La razón es que, aunque el Archer C7 era especialmente sensible, todo indica que el problema es endémico a toda la línea de productos Google Cast. En el blog de TP-Link, un ingeniero de la compañía explica cuál es el problema:

El problema parece derivar de la función Cast, que envía paquetes multicanal para encontrar y mantener vivas las conexiones de los productos Google como Google Home. Normalmente esos paquetes se emiten con una frecuencia de 20 segundos. Sin embargo, hemos descubierto que los dispositivos a veces envían una ráfaga con una gran cantidad de paquetes en un corto intervalo de tiempo. Esto ocurre cuando el dispositivo despierta de modo reposo y puede llegar a exceder los 100.000 paquetes. Cuánto más tiempo permanece el dispositivo en reposo, más larga es la cadena de peticiones. Este comportamiento hace que las funciones primarias de algunos router (entre ellas la conectividad inalámbrica) se sobrecarguen y se desconecten.

En esencia, que los dispositivos Google se despiertan y envían tantos datos de golpe al router que lo sobrecargan. En declaraciones a 9to5Google, Google ha reconocido el problema y asegura que trabaja contrarreloj para encontrar una solución. Mientras tanto, y si estás experimentando caídas justo tras activar un Chromecast o Home, puedes tomar algunas medidas.

Advertisement

La más obvia es comprobar y actualizar el firmware del router. También puedes reiniciar el router para borrar los datos de conexiones que tenga en memoria. La solución más radical pero más efectiva es desconectar el dispositivo que da problemas hasta que Google publique un parche que lo arregle. [vía Android Police, 9to5Google]