Uzi
Imagen: Uziel Galishto (CC BY-SA 3.0)

La historia tuvo lugar en Pillings Pond, Lynnfield, a unos 10 kilómetros al norte de Boston. Un cazador de tesoros aficionado se acercó hasta un estanque con la idea de encontrar baratijas. Cuando acabó la jornada había dado con cinco armas, incluyendo un subfusil Uzi cargado.

Para ello, el hombre se había llevado un imán potente que colocó en el extremo de una cuerda. De allí sacó la sorprendente Uzi, más tarde encontró una pistola Glock calibre .40, un revólver Colt Cobra, un revólver oxidado no identificado y una pistola semiautomática.

Curiosamente y seg√ļn le explic√≥ a varios medios, llevaba muy pocos d√≠as desde que hab√≠a comenzado como cazador de tesoros:

Comenc√© hace muy poco con la t√©cnica conocida como ‚Äúpesca con im√°n‚ÄĚ despu√©s de inspirarme en un documental sobre pescadores europeos que cazaban tesoros de la Segunda Guerra Mundial en los canales franceses.

Advertisement

Imagen: Colt Cobra (Wikimedia Commons/CC BY-SA 3.0)

Tras encontrar el bot√≠n con las cinco armas llam√≥ al Departamento de Polic√≠a de Lynnfield. Hasta all√≠ se desplaz√≥ el oficial Patrick Curran, qui√©n identific√≥ la Uzi cargada como genuina antes de pedirle al hombre que bajara nuevamente su im√°n para ver qu√© m√°s pod√≠a encontrar. Seg√ļn comunic√≥ posteriormente el capit√°n de la polic√≠a de Lynnfield, Karl Johnson:

En mis m√°s de 35 a√Īos en la fuerza, nunca hab√≠a visto algo as√≠. Es un poco extra√Īo. Un equipo de buceo y varios miembros de las unidades de identificaci√≥n de armas de fuego y de escenas del crimen tambi√©n asistieron al sitio para verificarlo todo.

Advertisement

La policía ha explicado que probablemente y debido a la poca visibilidad en el estanque no se encontraron otras armas. Además, una unidad de balística tomó las armas para un análisis más a fondo. [Insider]