Un hombre paralítico logra caminar con un exoesqueleto controlado por el cerebro

Investigadores de la Universidad de Grenoble han publicado los resultados de un ensayo que ha permitido a un hombre con parálisis caminar a través de un exoesqueleto controlado por el cerebro.

Según explican en su trabajo, operar un sistema robótico de cuatro extremidades podría ser factible para pacientes con tetraplejia (pérdida de control de las cuatro extremidades). La investigación permitió que un hombre francés paralítico de 28 años pudiera volver a caminar. Según ha explicado el profesor Alim-Louis Benabid:

El nuestro es el primer sistema de cerebro-computadora inalámbrico semi-invasivo diseñado para uso a largo plazo para activar las cuatro extremidades.

Advertisement

El equipo de Benabid cuenta que el paciente francés sufrió una lesión en la columna cervical que lo dejó sin control de sus piernas. Mantuvo algo de movimiento en sus bíceps y muñeca izquierda, por lo que ha estado operando a través de una silla de ruedas con su brazo izquierdo.

Para permitirle controlar algo externo a través de señales cerebrales implantaron dos sensores entre la piel y el cerebro del paciente (no en el cerebro mismo). Dichos sensores pudieron registrar la actividad cerebral en la corteza sensor-motora, la parte del cerebro que controla el movimiento y la sensación. 

Aquí, y a diferencia de otros trabajos anteriores donde se han implantado chips y sensores directamente en el cerebro que los han mantenido conectados a las computadoras con cables, los sensores del estudio fueron menos invasivos y se conectaron de forma inalámbrica.

Tras esta primera fase entrenaron un algoritmo que pudiera interpretar las señales y traducirlas en movimiento. El paciente lo hizo practicando un juego similar a Pong, donde movía una plataforma hacia la izquierda o hacia la derecha para atrapar una pelota digital. También practicó movimientos más complejos, como extender una mano y girar una muñeca, a través de una simulación virtual.

Con este trabajo en conjunto lograron el entrenamiento en un exoesqueleto mecánico con 14 articulaciones móviles. El paciente comenzó moviendo los brazos de la máquina para tocar varias palancas. Finalmente logró “caminar”.

Advertisement

Los investigadores dicen que la tecnología podría ser prometedora para que los pacientes puedan operar sus sillas de ruedas con sus cerebros en un futuro cercano.

Nuestros hallazgos podrían acercarnos un paso más a ayudar a los pacientes tetrapléjicos a manejar computadoras usando solo señales cerebrales, tal vez comenzando con sillas de ruedas usando actividad cerebral en lugar de joysticks y progresando para desarrollar un exoesqueleto para una mayor movilidad”, zanjan en el trabajo. [The Lancet via Mashable]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key