Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Una mujer con una enfermedad rara en el cráneo sufre una fuga de líquido cerebral por un hisopo de COVID-19

Un paciente del Hospital St George en Sydney, Australia, recibe una prueba de frotis nasal para covid-19 a principios de mayo.
Un paciente del Hospital St George en Sydney, Australia, recibe una prueba de frotis nasal para covid-19 a principios de mayo.
Foto: Lisa Maree Williams (Getty Images)

La prueba de frotis nasal de una mujer de Iowa para el covid-19 le hizo perder líquido cefalorraquídeo, informan sus médicos, en lo que parece ser la primera lesión registrada de este tipo relacionada con el nuevo coronavirus. No te preocupes demasiado de que te suceda algo similar durante una prueba de hisopo; el desafortunado accidente probablemente solo fue posible porque la mujer, sin saberlo, tenía una rara condición congénita que dejó parte de su cráneo abierta.

Advertisement

El informe del caso fue publicado el jueves en la revista científica JAMA Otolaryngology – Head & Neck Surgery. Según el informe, la mujer había acudido a su médico con quejas de secreción nasal, rigidez del cuello, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz y un extraño sabor metálico en la boca. Un examen físico reveló una especie de masa en el lado derecho de la cavidad nasal, mientras que las pruebas de los mocos de la mujer mostraron que contenía líquido cefalorraquídeo.

Al tratar de reconstruir cómo se enfermó, la mujer le dijo a los médicos que recientemente se había hecho una prueba de frotis para el covid-19 como precaución antes de su cirugía electiva de hernia. Poco después, comenzó a experimentar secreción nasal y dolor de cabeza, así como un ataque de vómitos. Una vez que tomó una resonancia magnética, el problema se identificó claramente. Resultó que la mujer tenía algo conocido como encefalocele: una formación en forma de saco de materia cerebral, membrana y líquido cefalorraquídeo que sobresale de una abertura en el cráneo que no debería estar allí.

Advertisement

Un encefalocele es un defecto de nacimiento poco común, que solo se cree que, por ejemplo, afecta a uno de cada 10,000 recién nacidos anualmente en EE. UU. Ocurren cuando el tubo neural, el precursor del sistema nervioso central en un feto, no se desarrolla correctamente, lo que hace que algunos de los huesos de nuestro cráneo no se fusionen con normalidad. Por lo general, son lo suficientemente grandes como para ser fácilmente visibles en una ecografía o una vez que nace el bebé. Pero a veces, especialmente cuando la abertura está alrededor de la cavidad nasal, son lo suficientemente pequeñas como para pasar desapercibidas, incluso durante muchas décadas, como le sucedió a la mujer de Iowa, que tiene 40 años. En este caso, su encefalocele fue detectado en una tomografía computarizada tomada tres años antes en 2017, pero los médicos en ese momento solo le diagnosticaron una infección en los senos nasales.

Una tomografía computarizada del cerebro de la mujer tomada en 2017 reveló su raro defecto congénito, pero no se notó hasta después de que una prueba de frotis nasal para el covid-19 probablemente lo dañó y provocó la fuga de líquido cefalorraquídeo.
Una tomografía computarizada del cerebro de la mujer tomada en 2017 reveló su raro defecto congénito, pero no se notó hasta después de que una prueba de frotis nasal para el covid-19 probablemente lo dañó y provocó la fuga de líquido cefalorraquídeo.
Imagen: Sullivan, et al/JAMA Otolaryngology–Head & Neck Surgery
Advertisement

Si bien los hisopos nasales ciertamente pueden resultar desagradables (hablando por experiencia personal), los médicos en este caso creen que es poco probable que el hisopo le haya perforado el cráneo con tanta fuerza como para causar una fuga por sí solo. Ha habido informes de médicos que lesionaron la cavidad nasal hasta el punto de provocar una fuga de líquido cefalorraquídeo, pero generalmente es durante un procedimiento quirúrgico. Por tanto, si bien este puede ser el primer informe de fuga de líquido cefalorraquídeo vinculado a una prueba de hisopo para covid-19, es probable que aquí haya algunas circunstancias atenuantes importantes en juego.

Por tanto, teorizamos que el hisopo en sí no resultó en una violación de la base ósea del cráneo, sino que la prueba invasiva causó un trauma en el encefalocele preexistente del paciente”, escribieron los autores.

Advertisement

En cuanto a la mujer, los médicos pudieron drenar con éxito parte de su encefalocele y taponar la abertura con un injerto de tejido.

Por poco común que sea esta serie de eventos, los autores sugieren que las personas con antecedentes conocidos de defectos craneales similares o lesiones sinusales previas se realicen la prueba del covid-19 de otras formas que no sean un hisopo nasal. Ahora hay pruebas de saliva disponibles, con alguna evidencia que sugiere que pueden ser tan precisas como el hisopo nasal. Y los trabajadores de la salud pueden frotar la parte posterior de la garganta en lugar de la parte profunda de la cavidad nasal. Pero hasta el momento, estos métodos aún no son tan accesibles o aplicados como la prueba de hisopado nasal.

Share This Story

Get our newsletter