Hallan una correlaci√≥n entre nuestro cociente intelectual‚Äč y el de nuestro mejor amigo de la infancia¬†

¬ŅQui√©n era tu mejor amigo o amiga de la infancia y c√≥mo era de inteligente? La pregunta tiene m√°s miga de la que parece porque un nuevo estudio acaba de encontrar una correlaci√≥n entre tu cociente intelectual y el de tu mejor amigo de la infancia. ¬ŅLa conclusi√≥n? Tener amigos inteligentes te hace m√°s inteligente.

Advertisement

Un mil√≠metro de suerte: el caso del ni√Īo que sobrevivi√≥ despu√©s de que un tornillo le perforara el cerebro

Ocurri√≥ hace unos d√≠as en Maryland (Estados Unidos). Darius Foreman, de 13 a√Īos, estaba ayudando a sus primos a construir una casa en el √°rbol y cay√≥ al suelo. Cuando el ni√Īo se levant√≥ ten√≠a una tabla de madera de m√°s de un metro clavada en la cabeza. Un tornillo de 15 cent√≠metros ten√≠a la culpa.

Este hombre abría los cerebros de sus pacientes de par en par y les implantaba recuerdos falsos

A√Īo 1931, una se√Īora llega a una sala oscura, se quita el abrigo y se tumba sobre una camilla. Al momento llega un se√Īor con bata blanca, le dice que se relaje y que piense en una hoja en blanco. Pase lo que pase, es fundamental que esa se√Īora se mantenga consciente despu√©s de abrirle la primera capa del cerebro.

Logran seguir el movimiento de un pensamiento a través del cerebro (y explica por qué hablamos antes de pensar)

La ciencia lleva décadas tratando de registrar qué ocurre en el cerebro cuando pensamos, pero hasta ahora ninguna de las técnicas utilizadas había tenido mucho éxito. Un equipo de neurólogos ha logrado usar una técnica llamada electrocorticografía con resultados sorprendentes.

De dónde viene exactamente el pitido de oídos (y cómo detenerlo)

Notar sonidos en el o√≠do que no proceden de ninguna fuente exterior se denomina tinnitus o ac√ļfeno. Los sonidos se originan en el cerebro: en el √°rea que procesa los est√≠mulos existe una hiperactividad anormal y continuada que da lugar a percibir un sonido que no existe como respuesta. No est√°s loco, pero‚Ķ

El ejecutivo que acusó a Facebook de estar destruyendo la sociedad se retracta y ahora asegura que ama Facebook

¬ŅTe acuerdas de Chamath Palihapitiya? Recientemente, este antiguo ejecutivo de Facebook ofreci√≥ una corrosiva charla en la escuela de negocios de Stanford en la que cargaba contra la empresa para la que hab√≠a trabajado y la acusaba de estar destruyendo las relaciones sociales. Pues bien, ahora resulta que la ama.

Este hombre tenía el cerebro de Einstein en el sótano de su casa y lo rebanaba con un cuchillo de cocina para enviárselo a quien lo pidiera

En la madrugada del 18 de abril de 1955, Albert Einstein murió en el Hospital de Princeton. Thomas Harvey, el patólogo de guardia, realizó la autopsia y determinó que había muerto de un aneurisma aórtico abdominal. Lo que hizo a continuación sigue siendo objeto de una gran controversia.

Solo hay un tipo de líneas en esta asombrosa ilusión óptica, pero tu cerebro ha evolucionado para ver dos

¬ŅCu√°ntos tipos de l√≠neas ves en esta imagen? ¬ŅSuaves l√≠neas curvas intercaladas con otras m√°s agudas que hacen zig-zag? Si tu respuesta es esa, lamento informarte de que tu cerebro te enga√Īa. Todas las l√≠neas son curvas suaves. La buena noticia es que no hay nada malo en tu cabeza. Es la evoluci√≥n.

Un exejecutivo de Facebook advierte: "No os dais cuenta, pero est√°is siendo programados"

Cada vez son m√°s los profesionales que trabajaron en alg√ļn momento en Facebook solo para salir ahora a criticar la popular red social. En agosto de este a√Īo era Sean Parker el que cuestionaba lo que Facebook pod√≠a hacer en la mente de los usuarios m√°s j√≥venes. Ahora otro ejecutivo usa palabras a√ļn m√°s duras.

Descubren que nuestros cerebros se sincronizan entre sí para que cooperemos ante ataques terroristas y desastres naturales

Siempre que ocurre una catástrofe en cualquier parte del mundo, esta viene seguida por una ola de solidaridad y cooperación que nos recuerda la parte buena del ser humano. Lo que no sabíamos era que nuestros cerebros están preparados para facilitar la coordinación social ante este tipo de amenazas.

Por qué la gente incompetente se cree tan especial (y cómo evitar que te ocurra a ti)

El fil√≥sofo Bertrand Russell escribi√≥ en 1933: ‚ÄúEl problema fundamental del mundo es que los est√ļpidos est√°n seguros de s√≠ mismos y los inteligentes, llenos de dudas‚ÄĚ. La cita sale de un ensayo titulado El triunfo de la estupidez y se sigue usando para ilustrar un fen√≥meno que han documentado m√°s de cien estudios.

Advertisement

La gente rechaza sus propios argumentos el 60% de las veces si se los presentas más tarde diciendo que son de otra persona 

Nos gusta llevar la contraria. Tanto, que somos capaces de llevarnos la contraria a nosotros mismos sin darnos cuenta. Seg√ļn un estudio publicado en Cognitive Science, las personas rechazaremos nuestros propios argumentos un 60% de las veces si nos los presentan un poco m√°s tarde diciendo que son de otra persona.

No nacemos creyentes: un estudio concluye que la religión no tiene que ver con el pensamiento intuitivo o racional

Un nuevo estudio de la Universidad de Oxford acaba de descartar que el sentimiento religioso esté relacionado con el pensamiento intuitivo. La conclusión echa por tierra no solo una convención de la psicología. Además descarta que la religiosidad sea algo con lo que nacemos.

Científicos logran identificar una sustancia química en el cerebro que suprime los malos pensamientos

¬ŅAlguna vez has tenido un pensamiento negativo que no te puedes sacar de la cabeza? No eres el √ļnico. Esto le ocurre a personas saludables y tambi√©n a esos que sufren de problemas mentales m√°s serios, como la ansiedad, el estr√©s postraum√°tico y la depresi√≥n, entre otros. Es posible que cient√≠ficos hayan descubierto la‚Ķ

Un estudio demuestra que los que creen en conspiraciones realmente perciben el mundo de manera diferente

No es una frase hecha. Las personas que más creen en teorías de la conspiración realmente ven el mundo de manera diferente gracias a una peculiaridad en su sistema perceptivo. Esa es la sorprendente conclusión a la que ha llegado un equipo de psicólogos después de examinar a 264 voluntarios.