Si te encuentras con el jugador tj the blind gamer en Call of Duty: WWII, huye. Lleva más de 7 mil muertes a sus espaldas, y ambiciona llegar a las 10 mil en muy poco tiempo. Por cierto, su pseudónimo no es ninguna broma, es un jugador con discapacidad visual.

Al parecer, TJ es mucho más que un ávido jugador de Call of Duty. Según ha contado él mismo, regresó a los juegos después de perder la visión a la edad de 18 años. Y a juzgar por su destreza, es bastante mejor que la media. Actualmente TJ lleva 7.600 asesinatos y apunta a los 10k. Según explicó en Kotaku:

Cuando perdí la visión e intenté volver a jugar a Call of Duty fue bastante difícil ya que nunca usé un auricular tanto como lo necesitaría sin mi visión. Lo cierto es que hay muchos ajustes que funcionan perfectamente para darnos accesibilidad a muchos jugadores discapacitados, y algunas mecánicas en el juego ayudan a obtener muertes mediante señales de audio.

Advertisement

Screenshot: TJ (YouTube)

En la entrevista el joven también ha sugerido que incluso se podrían mejorar las opciones de audio con algún modo exclusivo que proporcione feedback constante para los usuarios con discapacidad visual a fin de encontrar puntos en el mapa.

Obviamente, algunos juegos son más accesibles para las personas con discapacidad visual que otros. Los juegos de lucha, por ejemplo, donde un jugador ciego llamado Brice Mellen una vez venció al creador de Mortal Kombat en su propio juego.

Advertisement

En cuanto a TJ, tiene entre ceja y ceja hacer historia. Su próximo reto, además de alcanzar las 10.000 muertes totales “que todavía no he escuchado que una persona ciega haya logrado”, espera convertirse en el primer jugador ciego en alcanzar el nivel más alto de Master Prestige en Call of Duty: WWII.

Por cierto, cuando no está en Call of Duty, también le gusta jugar a Diablo III, un juego que, según el joven, “es extremadamente accesible para los ciegos”. [Kotaku]