Image: Marvel

Muchas de las mejores escenas del cine suelen ser improvisadas. El final de Iron Man es un buen ejemplo, pero la creatividad rebelde de los actores no termina en Robert Downey Jr. Avengers: Infinity War cuenta con una escena improvisada que pillĂł por sorpresa a sus propios directores.

La escena tiene lugar durante los momentos previos a la espectacular batalla en Wakanda, y su desencadenante no es otro que el Winston Duke, el genial actor que interpreta a M’Baku.

La escena muestra a la tribu J’Bari formando para la batalla junto al resto de las tribus de Wakanda. En ese momento, M’Baku comienza a cantar los peculiares gritos de guerra de los Jabari y los demás miembros de la tribu le siguen. El cántico se eleva poco a poco. En ese instante Black Panther (interpretado por Chadwick Boseman) grita Wakanda Forever haciendo el saludo típico de su reino y todos se lanzan a la batalla.

La gracia del asunto es que nada de eso estaba en el guión y los primeros sorprendidos fueron los hermanos Russo porque ni siquiera sabían de qué iba todo aquello. Resulta que Black Panther y Avengers: Infinty War se rodaron casi al mismo tiempo. Los hermanos Russo conocían el argumento pero no habían visto aún la película de su colega Ryan Coogler. En otras palabras, que ni conocían el grito de Wakanda Forever ni los pecuiares cánticos de guerra de los Jabari.

Advertisement

Huelga decir que los directores quedaron encantados con la improvisación y la escena entró tal cual en el montaje final. En aquél entonces ni siquiera sabían que el grito de Wakanda Forever iba a hacerse tan famoso. [vía Mashable]