Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Una foto de una cuña de queso lleva a un narcotraficante a la cárcel

Ilustración para el artículo titulado Una foto de una cuña de queso lleva a un narcotraficante a la cárcel
Imagen: Merseyside Police

Una de las cosas que tendría que grabarse a fuego cualquier que vaya a dedicarse a una actividad ilícita es a no compartir ninguna foto o vídeo que le pueda incriminar de alguna manera. Y cuando decimos ninguna, es ninguna. Porque hasta una inocente foto de tu queso favorito puede llevarte directo a la cárcel, como le ocurrió a este narcotraficante inglés.

Advertisement

Siguiendo el mismo método que muchos otros delincuentes, Carl Stewart, residente en Liverpool, utilizó una plataforma de comunicación cifrada llamada EncroChat para gestionar sus envíos de narcóticos. Bajo el sobrenombre de “Toffeeforce”, Stewart distribuía drogas como heroína, cocaína, MDMA o ketamina a sus clientes.

Lo que no sabía Stewart es que el departamento de policía de Merseyside se había conseguido colar dentro de EncroChat, y que la inocente foto que había enviado de un bloque de queso Stilton en el que se podía ver con claridad sus huellas dactilares iba a permitir a los policías identificarle.

Stewart fue uno de los más de 1500 arrestos que llevó a cabo la policía en Reino Unido a través de esta red, y ha sido condenado a 13 años de prisión.

No se sabe cuál fue el motivo por el que el joven inglés decidió compartir una fotografía por EncroChat de aquella cuña de queso, pero que sirva como lección a todos los traficantes que nos leen con asiduidad: ¡cuidado con las fotos que compartís!