Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Una pareja planta dos millones de árboles en una selva tropical destruida. Este es el resultado 20 años después

Si hubiera que dar un premio a la mejor pareja del año, el famoso fotógrafo Sebastião Ribeiro Salgado y su esposa Lélia estarían en clara ventaja en lo que va de 2019. Tras 20 años tratando de reconstruir una selva tropical de 4 millones de árboles destruida, han logrado crear un nuevo e impresionante bosque.

No es una novedad que la creciente deforestación es un gran problema en el planeta para la sostenibilidad del medio ambiente. Por esta razón, la pareja brasileña comenzó un proyecto que consistía en plantar dos millones de árboles. Ahora, 20 años después, las semillas se han convertido en un frondoso bosque en la región de Minas Gerais, Brasil.

Advertisement

La historia comenzó a mediados de la década de 1990, momento en que Salgado acababa de regresar de un proyecto que le marcó cubriendo las devastaciones del genocidio en Ruanda. Cuenta el fotógrafo que buscaba curarse del horror que capturó su cámara, así que decidió tomarse un descanso en la granja familiar que se encontraba en el área de Minas Gerais.

Sin embargo, lo que vio allí lo devastó aún más: lo que antes era un inmenso bosque se había transformado en un paisaje gravemente dañado debido a la deforestación rampante y la desaparición de la vida silvestre. “La tierra estaba tan enferma como yo, todo había quedado destruido”, le dijo a The Guardian hace varios años.

Salgado decía que la tierra estaba cubierta únicamente por árboles en un 0.5%. Aquel ambiente seriamente dañado despertó la inspiración de su esposa Lélia, a quien se le ocurrió la idea de replantar el bosque. Una hazaña, a priori imposible, que contó con la ayuda de la fundación del Instituto Terra, una organización dedicada al desarrollo sostenible del área del Valle del río Roce.

Advertisement

Hoy, el bosque que una vez fue tierra árida, se ha transformado nuevamente en su estado original como un paraíso tropical desde que la pareja iniciara el proyecto plantando esos dos millones de árboles. No sólo eso, el ecosistema del nuevo bosque ha facilitado el recrecimiento de cientos de especies de plantas y ha visto el regreso de la vida silvestre como se puede ver en el siguiente vídeo:

El área, que ahora tiene un estatus oficial como Reserva Privada de Patrimonio Natural, alberga aproximadamente 293 especies de árboles, 172 especies de aves, 33 tipos de mamíferos y 15 especies de anfibios y reptiles, muchos de los cuales están en peligro de extinción. Además de la flora y fauna rejuvenecida, la zona también ha recuperado sus manantiales de flujo natural. Según Salgado:

Necesitamos escuchar las palabras de la gente en las zonas. La naturaleza es la tierra y otros seres y si no tenemos algún tipo de retorno a nuestro planeta, temo que nos veamos en serio peligro.

Advertisement

Según la National Forest Foundation, la reforestación es extremadamente beneficiosa para el medio ambiente. Rejuvenecer el área de tierra dañada significa una mejor calidad en los recursos hídricos naturales, especies de flora y fauna más resistentes.

El impresionante trabajo de personas como Salgado y su mujer, de aquellos que entienden la importancia de proteger el ecosistema, demuestra que los mayores logros se pueden conseguir incluso con los pasos más pequeños. [LadBible, The Guardian]

Share This Story

Get our newsletter

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key