Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

United Airlines deniega el embarque a una mujer que viajaba con un pavo real como animal de apoyo emocional

Imágenes vía Thejetset.tv

Cada vez más personas vuelan con animales de servicio y apoyo emocional, pero las aerolíneas creen que hay que establecer un límite. Hace unos días, Delta fue aplaudida y criticada a partes iguales por restringir la admisión de este tipo de mascotas, y ahora United Airlines ha llamado la atención por un caso particular.

Según pudo confirmar Fox News, la compañía había denegado el embarque a una mujer en el aeropuerto de Newark porque esta pretendía viajar con un pavo real como animal de apoyo. La escena se convirtió en el centro de todas las miradas, y no tardaron en aparecer fotografías y videos del pavo en las redes sociales.

Aparentemente, la mujer había comprado un segundo billete para su pavo real, pero la aerolínea acabó rechazando su petición. De acuerdo con United, “el animal no cumplía con las directrices por varias razones, incluidos su peso y tamaño”. Un portavoz dijo que habían informado a la clienta en tres ocasiones, incluso antes de que llegara al aeropuerto con el pavo subido al hombro.

Advertisement

Todo esto ha ocurrido una semana después de que Delta Air Lines anunciara una normativa más estricta para el acceso de animales de servicio y de apoyo emocional. En 2017, Delta transportó 250.000 animales de estas categorías, lo que supone un incremento del 150% respecto a 2015. A su vez, el año pasado la compañía registró el doble de incidentes relacionados con orina, heces o mordeduras por parte de estas mascotas.

United se ha subido al tren y dice estar revisando su política actual para “equilibrar mejor la protección de sus empleados y clientes al tiempo que se da cabida a los pasajeros con discapacidades” (sic). Perros, gatos e incluso patos que sirven de apoyo para algunos están haciendo que otros pasajeros presenten cada vez más quejas formales a las compañías aéreas.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter