Foto: Pixabay

¿Está cansado de que la gente tome prestadas tus cosas en el trabajo, como tu preciado bolígrafo de trazo .38 mm, y nunca las devuelva?

Si alguna vez le prestas un bolígrafo a un colega que realmente quieras recuperar, aquí tienes un consejo: quédate con la tapa cuando se lo entregues. Sin tapa, hay más posibilidades de que te lo devuelva después de usarlo, tal y como explica u/jothebest75 en Reddit.

Tu compañero no querrá que la tinta manche sus manos o el interior de su mochila, así que la idea funciona como un recordatorio: este bolígrafo no te pertenece, y si te lo quedas, dejará de serte útil a ti y a mí.

La realidad es que tus compañeros no tienen la intención de robar tus bolígrafos, simplemente se olvidan. Tengo un puñado de bolígrafos de dentistas y consultorios médicos en casa que me he traído conmigo sin darme cuenta después de firmar algo. Quedarte con la tapa antes de darle el bolígrafo a alguien es un simple recordatorio de que debe devolverlo cuando haya terminado.

Advertisement

Pero también está bien decirle que no a alguien que te pide prestado un bolígrafo, especialmente si es una pluma estilográfica a la que tengas aprecio (simplemente di que no tiene tinta).

Para reducir el robo de tus bolĂ­grafos favoritos, hazte con una colecciĂłn de bolĂ­grafos de publicidad de hoteles y bancos, o en vuelos internacionales cuando tienes que rellenar esos formularios de aduanas. Los bolĂ­grafos son un bien valioso.