Windows 8 ha dado un pequeño traspiés. La consultora Net Applications acaba de publicar nuevos datos correspondientes a junio de 2014. Las noticias no son desastrosas, pero si deberían encender una pequeña luz de alarma en Microsoft. La cuota de mercado de Windows 8 acaba de experimentar su primer retroceso desde que se lanzara en octubre de 2012.

La caída es mínima (0,1%) pero viene después de dos meses en los que el crecimiento de la cuota de Windows 8 y 8.1 parece haberse estancado completamente. Según Net Applications, Windows 8 está instalado en el 12,5% de los ordenadores. Si consideramos el total de ordenadores que lleva alguna versión de Windows, la cifra se eleva al 13,7% del total.

Advertisement

Simultáneamente, Windows 7 ha ganado cuota hasta un 50,6%, así que el pequeño retroceso de Windows 8 podría deberse a usuarios que han decidido abandonar Windows 8 en favor de su predecesor o de otros sistemas operativos. Aunque no se puede hablar de fracaso comercial todavía, las cifras de implantación de Windows 8 están peligrosamente cerca de las que exhibía el desastroso Windows Vista en el mismo momento de madurez (12,8 y 13,5%). En aquella época, además, Vista seguía subiendo en cuota. [vía ComputerWorld]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)