Herodión, el gran palacio y fortaleza del Rey Herodes El Grande, es uno de los complejos más grandes del imperio romano. Y parece que aún tiene cosas por descubrir. Arqueólogos de la Universidad Hebrea de Jerusalén encontraron un corredor secreto que lleva directamente al patio de la edificación. Según los investigadores, este pasaje fue construido como parte del plan del rey para convertir su palacio en un volcán artificial.

La entrada muestra un complejo sistema de arcos que abarcan su anchura en tres niveles distintos. El vestíbulo estaba cubierto con elaborados frescos que conducían al patio interior del palacio. Este corredor tiene 19 metros de largo y 6 metros de ancho, con una altura de 19 metros. Sobrevivió así por más de 2.000 años.

Cuenta la historia que Herodes era el gobernador de Galilea y cuando el imperio Parto conquistó el territorio y nombró a un nuevo rey, este decidió huir a Jerusalén con su familia y un contingente de guerreros. En el camino entraron en batalla y al obtener la victoria, Herodes decidió que sería enterrado ahí mismo cuando fuera su hora.

Advertisement

El rey decidió construir la edificación sobre una montaña. Un lugar en el que podría observar y proteger su imperio. Para lograrlo, los trabajadores cortaron la cima de una colina cercana y volcaron su contenido en lo que sería el palacio. Por esta razón tiene una figura parecida a una pirámide.

Las excavaciones en el pasillo reflejan que el sitio fue ocupado por enemigos de los romanos después de la muerte del rey. Construyeron otros corredores ocultos que se utilizaron para salilr de la fortaleza. Sin embargo, el paso principal del Rey Herodes se mantuvo intacto. Una vez terminada la excavación, los visitantes podrán usar el pasillo principal para entrar al Herodión. [vía iO9]

Imagen de portada: Wikimedia Commons

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)