Generadores eólicos contra viento y marea, literalmente. Una compañía de energías renovables llamada Mitsul Ocean Development va a probar los primeros generadores eólicos flotantes que también obtienen electricidad debajo del agua. Sobre la superficie: una turbina eólica de 47 metros de altura. Bajo la superficie: una estación de quince metros de diámetro que aprovecha la fuerza de las corrientes marinas.

Las nuevas turbinas doblan la eficiencia de un generador eólico marino convencional y son menos agresivas, dicen sus creadores, con el medio ambiente. Estos nuevos generadores comenzarán a probarse, en breve, frente a la costa de Japón. Cada una de ellos genera la suficiente electricidad como para dar luz a 300 hogares [Modec Vía Inhabitat].