Los problemas para Hacking Team puede que vayan más allá del hackeo masivo que ha sufrido. Según fuentes cercanas a a la compañía italiana a las que ha tenido acceso Motherboard, Hacking Team ha pedido hoy a todos sus clientes que dejen de utilizar su software y suspendan todas las operaciones en las que se esté utilizando.

En el aviso a sus clientes, Hacking Team menciona de forma explícita su software de gestión remota Galileo. Aunque la compañía no ha explicado oficialmente el por qué de esta recomendación, diversas fuentes apuntan a que el robo de información podría ser utilizado para activar puertas traseras que pusieron en riesgo también los sistemas de los propios clientes.

Advertisement

Según estas mismas fuentes, Hacking Team no puede acceder a sus correos desde el viernes y se encuentra en situación de emergencia mientras trata de esclarecer cómo ha sido posible que otros hackers penetraran en sus sistemas e hicieron una copia de prácticamente todo lo que tenían en sus servidores. En los primeros enlaces publicados por los atacantes se veían capturas de pantalla con diferentes archivos y carpetas con un peso total de unos 400GB. Ese es el archivo que está circulando desde el domingo en redes Torrent.

Más de 1TB de información filtrada

Pero hay más. Según fuentes internas de la compañía la información robada podría ascender a más de 1TB. Al parecer, la compañía que ofrecía su malware y sus servicios de hacking a todo tipo de clientes incluidas fuerzas de seguridad y gobiernos de países no se tomaba muy en serio la seguridad. Los archivos sustraídos no estaban cifrados, y todo indica que el ataque se efectuó accediendo primero a los ordenadores privados de los dos administradores, Christian Pozzi y Mauro Romeo. “Basta ver sus archivos para darse cuenta de hasta donde la han cagado. ¿Nadie se dio cuenta de que habían descargado 1TB de información? Entonces es que nadie se encargaba de la seguridad”, explican a Motherboard.

Advertisement

El futuro de la compañía tras el ataque es incierto, y ya hay algún trabajador que está preparando su curriculum ante un probable cierre de Hacking Team. Aunque ninguno de los clientes que aparece en los archivos de la compañía ha hecho declaraciones sobre el ataque y robo de información, es lógico esperar que muchos de ellos cancelen sus contratos con la firma italiana.

Entre esos clientes cuyos datos se han filtrado están EE.UU., México, España, Alemania, Italia... así hasta decenas de gobiernos. También trabajaban para decenas de agencias de inteligencia y cuerpos de seguridad entre los que se cuentan el FBI, el servicio de inteligencia español (CNI), la Policía Nacional española, la Policía Federal de México o el ejército de ese país. Todo indica que el escándalo no ha hecho más que comenzar. [vía Motherboard]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)