Con Photoshop y muchas, muchas horas de trabajo. Así es como consiguió un fan del mítico videojuego Doom convertir un pantallazo de 320x240 píxeles, en otro de alta resolución con 9600×7211 píxeles, con texturas, luces, efectos 3D y todo incluido. En total, 35 horas durante 8 días de dedicación para enseñarnos cómo sería el legendario juego creado en 1993 con gráficos y pantallas de hoy en día. 

La imagen es obra del usuario de Devian Art Elemental79, al que cada frame le llevó 10 segundos de trabajo y retoque. En el vídeo debajo se ve al completo el proceso, por si alguien se anima. Lo increíble ahora sería poder jugar a un nuevo Doom renderizado por completo de esta manera. [Deviant Art vía Gizmodo]