El 24 de junio, una locutora pasó dos minutos leyendo series de código en la radio estatal norcoreana. Este viernes lo hizo durante 14 minutos. Según Associated Press podrían ser mensajes cifrados para sus espías, al estilo Guerra Fría, o un intento de entrar en guerra psicológica con los enemigos del sur.

Advertisement

Número 35 de la página 459...

Número 55 de la página 913...

El gobierno de Corea del Norte dice que son deberes para los universitarios que viven fuera. La primera transmisión fue descrita como “tareas de revisión de física de la universidad de educación a distancia para miembros de la expedición geológica de todo el país”. La segunda fue descrita como “ejercicios prácticos de las clases de matemáticas de la universidad de educación a distancia para miembros de la expedición del equipo número 27”.

Advertisement

Otra opción, que no ha sido confirmada por el Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano, es que se trate de instrucciones para los espías del régimen que viven en Corea del Sur. Los números podrían referirse a las páginas de un libro en concreto que los espías tienen en su poder o pueden encontrar fácilmente. A partir de las palabras de esas páginas se descodifica el mensaje.

En realidad es improbable que Corea del Norte dependa de estos métodos anticuados para sus comunicaciones secretas. Según Yoo Dongryul, jefe del Instituto Coreano de Democracia Liberal, la inteligencia norcoreana utiliza técnicas de espionaje más modernas y sofisticadas, como la esteganografía (en la que los mensajes secretos se ocultan dentro de archivos de audio o vídeo).

Por eso los expertos barajan una tercera opción: que Kim Jong-un esté intentando avivar una guerra psicológica con Seúl. En tal caso los números no significarían nada en absoluto, pero su difusión serviría para hacer creer a los surcoreanos que Corea del Norte está tramando algo. [The Guardian]

Sponsored

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.