Por alguna razón, la cantidad de tiempo que tarda un coche en pasar de 0 a 100 km/h nos obsesiona (incluso en coches diseñados para el rendimiento). Los eléctricos parecen haber perpetuado esa guerra, y eso me hizo pensar: ¿cuál es la aceleración más alta que pueden alcanzar los coches antes de matarnos?

La aceleración, como todos sabemos, no es más que un cambio de velocidad en el tiempo. Normalmente medimos la aceleración en términos de “fuerza g”, donde “g” se refiere a la gravedad, porque comparamos la aceleración del coche con la fuerza de aceleración que ejerce la gravedad.

Advertisement

Con esto en mente, 1g es el equivalente a la fuerza de la gravedad en la Tierra. Cuando estás sentado en una silla, 1g es la cantidad de fuerza ejercida en tu culo por la silla para evitar que entres en caída libre.

Cuando hablamos de la aceleración de un coche, estamos (idealmente) hablando de las fuerzas g que actúan sobre las personas en un eje lineal y horizontal. Así que vamos a averiguar cuántos “g” ejerce un coche determinado sobre un ser humano cuando se acelera.

Empecemos por una aceleración de 0 a 100 relativamente tranquila (para los estándares modernos): 10 segundos. Puedes calcular cuántos g estás experimentando si conviertes la velocidad a metros por segundo y después divides por 9,80665 m/s2, que es el equivalente a 1g. O puede utilizar una de las muchas calculadoras que hay en Internet, como hice yo.

Por lo tanto, pasar de 0 a 100 km/h en 10 segundos te exponen a una fuerza de 0,28g. Algo más de un cuarto de la gravedad de la Tierra. Para igualar la aceleración de 1g, un coche tendría que llegar a 100 kilómetros por hora en aproximadamente 2,83 segundos. Y si queremos ser muy, muy exactos, parece que con 1g llegaríamos a 100 km/h en 2,83254504 segundos.

Todos sabemos que 1g no es un problema. El Tesla Model S puede llegar a 100 en 2,47 segundos, lo que genera una fuerza de 1,14g (que es más que la gravedad de la Tierra, pero solo un poco). Y no, no hay ningún problema de seguridad. Pero si saltamos a los niveles de aceleración de un dragster de máxima categoría, comenzamos a ver números más altos.

Un dragster de máxima categoría puede ir de 0 a 200 km/h en aproximadamente 1 segundo. Ni siquiera los cohetes pueden acelerar tanto, aunque terminen yendo mucho, muchísimo más rápido. Ese tipo de aceleración equivale a 5,3g. Es un montón y llegas a sentir que pesas cinco veces más, pero no te mata.

Entonces, ¿qué tan rápido tendría que ir un coche para llegar a matarte? En realidad, lo que le puede ocurrir a tu adorable cuerpo carnoso depende de la continuidad. Puedes desmayarte o incluso morir si te expones a una fuerza de 4-6g durante más de unos segundos, pero en rachas muy cortas, los seres humanos han demostrado soportar fuerzas de hasta 100g y sobrevivir.

Advertisement

Las montañas rusas pueden llegar a proporcionar cerca de 6g, pero su duración es tan corta que no supone un riesgo para la salud. Los pilotos de combate que llevan trajes de compresión pueden sobrevivir a 8 o 9g; pero en un coche, el uso de trajes especiales de compresión es hacer trampa.

El récord de aceleración humana fue de 46,2 g. Lo experimentó un oficial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos llamado John Stapp atado a un cohete. ¿Estaría tratando de capturar al Correcaminos?

Sospecho que nuestro hipotético coche con el 0 a 100 más rápido posible debería quedar por debajo de los 46,2g, pues la larga carrera del oficial Stapp en el estudio de la aceleración y la desaceleración pudo haberlo condicionado a estar mejor preparado que el conductor promedio.

Por cierto, también es conocido por algo llamado Ley de Stapp, que dice:

“La aptitud universal para la ineptitud hace que cualquier logro humano sea un milagro increíble”.

Otras pruebas de Stapp le hicieron acelerar a 35g, e incluso entonces se rompió costillas, perdió empastes dentales y sufrió otros inconvenientes que muchos compradores de automóviles de lujo encontrarían inaceptable.

Advertisement

Así que, con esto en mente, vamos a establecer 30g como nuestro límite para la aceleración con cero lesiones. Un coche capaz de ejercer esa fuerza tendría que acelerar de 0 a 100 km/h en 0,094 segundos. Si estamos dispuestos a aceptar algunas costillas rotas y empastes perdidos, podríamos llegar a 100 en 0,08 segundos, y si creemos que estamos a la altura de Stapp y nos atrevemos con los 45g, entonces podríamos llegar a los 100 kilómetros por hora en 0,063 segundos.

Así que, ahí lo tienes. Ni siquiera estamos cerca de ir tan rápido como para morir. Eso es una buena noticia, ¿no?