No es de extrañar que el emperador Palpatine estuviera tan molesto tras el accidente de Anakin en Mustafar. La armadura que el imperio tuvo que confeccionar para mantener con vida al malogrado maestro Jedi no tuvo que ser nada fácil (ni barata) de confeccionar. En Shade Station han tratado de estimar un precio, y es absurdamente cara.

Obviamente, es complicado calcular los costes de materiales de ficción como el plastiacero o el duracero, así que en Shade Station han buscado las opciones más parecidas en el mundo real. Para empezar, el traje de Vader ofrece soporte vital completo y se sabe que permite al sith sobrevivir incluso en el espacio. Lo más cercano en el mundo real es el traje de un astronauta. Estamos hablando ya de alrededor de 12 millones de dólares.

Advertisement

Advertisement

Seguimos con sus partes artificiales. La libertad de movimientos de Darth Vader sugiere que lleva lo ultimo en brazos y piernas artificiales. Los prototipos funcionales más cercanos en el mundo real no bajan de 70.000 dólares en el caso de cada pierna, y 40.000 para el brazo. A ello hay que sumar una abultada factura de costes médicos para mantener todo eso en funcionamiento. No olvidemos el sistema de respiración artificial, que aunque no exista en un formato portátil, cuesta lo suyo.

Cierra la lista de gastos el casco. Lo más cercano es el sistema de realidad aumentada de los cascos del F35, una monada cifrada en unos 600.000 dólares. Según los cálculos finales, equipar a una persona con semejante traje costaría, a día de hoy, alrededor de 18,3 millones de dólares. Esta es la infografía. [Shade Station vía Mashable]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.