Los entusiastas de Star Trek conocen de sobra el Tricorder. El pequeño dispositivo que recoge información del entorno en esta saga de ciencia ficción ya tiene una réplica en el mundo real, al menos en lo que a datos médicos se refiere. Esta réplica se llama Scanadu Scout, y es un pequeño accesorio para móviles capaz de analizar una larga lista de constantes vitales.

Los sensores de Scanadu son capaces de leer nuestro ritmo cardíaco, la temperatura corporal interna y de la piel, nuestro nivel de oxígeno y frecuencia respiratoria, la presión sanguínea, y hasta hacernos un electrocardiograma. Para obtener estas constantes vitales basta con acercar el dispositivo a nuestra frente y esperar 10 segundos.

Scanadu Scout se conecta a nuestro smartphone a través de Bluetooth 4.0 de bajo consumo y una aplicación específica. El dispositivo se carga mediante MicroUSB y su batería dura una semana si sólo le damos unos pocos usos al día.

Advertisement

El dispositivo acaba de finalizar su campaña de financiación en Indiegogo con unos resultados espectaculares. Su objetivo eran 100.000 dólares y ha recaudado 1.664.375. Los primeros propietarios de este escáner participarán en un programa para enviar los datos vitales que registren a los creadores de Scanadu, y así afinar su funcionamiento. El objetivo es lograr la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (La FDA por sus siglas en inglés) para así comenzar a comercializarse. [Indiegogo vía Geek]