Más de una década después de perderse contacto con la sonda Beagle 2, imágenes de la NASA la han localizado en la superficie de Marte. La Beagle 2 debería haber aterrizado en Marte en diciembre de 2003. En lugar de ello desapareció sin dejar rastro tras soltarse de la nave Mars Express. ¿Qué ocurrió?

Lo que ocurrió sigue siendo desgraciadamente un misterio. Ahora sabemos que está en Marte, pero no qué falló para perder contacto con la sonda. Imágenes en alta resolución tomadas por la Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA la han localizado parcialmente desplegada sobre la superficie de Marte. Las fotos confirman que la entrada de la sonda en la atmósfera de Marte y posterior descenso y el aterrizaje se produjo con éxito el 25 de diciembre de 2003, tal y como estaba planificado. Sin embargo, se perdió la señal con la Beagle 2 antes de que todo eso ocurriera, por lo que hasta hoy se desconocía qué había ocurrido exactamente.

Advertisement

Encontrar la Beagle-2 sobre la superficie de Marte analizando cientos de imágenes en alta resolución era una tarea casi imposible. La sonda medía menos de 2 metros desplegada por completo, por lo que dar con ella era casi como buscar un grano de arena en un desierto. La ESA y la NASA han unido las imágenes obtenidas para mostrar los restos de la Beagle 2.

La sonda se ubica en la parte superior de la imagen animada debajo, cerca de la zona conocida como Isidis Planitia. No muy lejos está el paracaídas que utilizó en el descenso y un poco más allá lo que se cree que es la cubierta trasera del sistema.

La Beagle 2 no era un robot como Curiosity o Opportunity, sino una cápsula programada para posarse en un punto, desplegar sus paneles solares, y recoger información desde allí. Con el aspecto de dos tapas de cubo de basura unidas y un diámetro de 95 cm, la misión de Beagle 2 era desplegar un brazo robótico al tocar la superficie marciana, y enviar datos sobre la atmósfera y el suelo del planeta. Su objetivo principal era hallar trazas de metano que hubieran podido indicar la presencia de vida microscópica.

Advertisement

Ahora la misión de la Beagle 2 ya no tiene sentido porque los datos que los investigadores planeaban hallar con la pequeña sonda ya se han confirmado en otras misiones. Pero al menos se ha resuelto el misterio. La sonda descansa ya para siempre sobre la superficie de Marte. [vía ESA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)