Comparar a Facebook con la peste bubónica puede parecer un poco fuerte, pero eso es exactamente lo que ha hecho un grupo de investigadores de la Universidad de Princeton. Según su estudio recién publicado, la expansión de Facebook se comporta como una enfermedad, y como todas las plagas tiene un fin, que calculan hacia el año 2017.

John Cannarella y Joshua Spechler, investigadores del departamento de Mecánica e Ingeniería Espacial de Princeton, han analizado las cifras de la red social de una manera que no se había hecho hasta ahora: utilizando criterios epidemiológicos. Resulta que la adopción de nuevas redes sociales entre la población sigue unos patrones similares a los del contagio de una enfermedad. Así es como lo explican:

Las ideas, como las enfermedades, se extienden de manera contagiosa, mediante el contacto entre personas hasta que, eventualmente, entren en declive y mueren. Llega un momento en el que las personas dejan de tener interés por una idea y dejan de manifestarla, lo que puede compararse a una inmunización hacia la enfermedad. La idea deja de transmitirse y muere.

Ambos investigadores aplicaron el modelo a Myspace y los datos de contagio concuerdan perfectamente con el auge y posterior caída de esta red social. En el caso de Facebook, Cannarella y Spechler pronostican que la red social perderá el 80% de su base de usuarios de aquí a 2017.

Advertisement

Advertisement

Por supuesto, aplicar ecuaciones de epidemiología a una plataforma como Facebook es una aproximación simplista que excluye muchos otros detalles. En la otra cara de la moneda, David Ebersman, jefe financiero de Facebook, ha reconocido recientemente cierto declive en la base de usuarios de la red social, sobre todo debido al descenso de la adopción de usuarios más jóvenes. [arXiv vía Guardian]

Foto: Pan Xunbin/Shutterstock