La Pixie Dust display no es algo que vaya a entrar en nuestros hogares pronto, pero es una tecnología fascinante que crea pantallas tridimensionales capaces de mostrar imágenes interactivas en movimiento que son casi como hologramas. Los píxeles de esta pantalla no están hechos de luz, sino que son pequeñas partículas flotando en el aire.

Lo que hace flotar a estas partículas no es otra cosa que el sonido. La levitación acústica era algo que ya existía, pero hasta hace poco solo era capaz de elevar objetos en el eje vertical. Lo que ha logrado un grupo de investigadores de la Universidad de Tokyo y el Instituto Tecnológico de Nagoya ha sido poder mover las partículas en todas direcciones y a una velocidad considerable. El sistema consta de varios paneles que emiten ondas de sonido, y es seguro de operar. Incluso se pueden tocar las partículas flotando en el aire sin peligro.

A principios de año, el equipo de Pixie Dust ya mostró un primer vídeo de su invento y hablamos de él aquí. Ahora han publicado otro a cuenta de la conferencia anual Siggraph en el que se aprecia con más detalle el sistema. El tamaño de píxel de esta pantalla tridimensional es de 0,5 milímetros, y es capaz de operar partículas con un peso de hasta 7 gramos por centímetro cúbico. Pixie Dust Display aún está en una fase muy preliminar, pero podría abrir la puerta a una nueva clase de holografías en las que los objetos se forman a partir de finas partículas como arena flotando en el aire. [Pixie Dust]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)