Este pequeño auto eléctrico ha conseguido un nuevo récord mundial al lograr una velocidad de 0 a 100 kilómetros por hora en apenas 1,5 segundos. Esto quiere decir que acelera más rápido que un Bugatti, un Porsche o cualquier Tesla en el mercado, y lo más sorprendente es que fue construido por estudiantes.

Un grupo de estudiantes de ingeniería de la Universidad ETH de Zúrich y de la Universidad de Lucerna para las Ciencias y las Artes aplicadas, en Suiza, han fabricado este pequeño coche eléctrico con una capacidad de aceleración impresionante y lograron superar el récord mundial para un auto eléctrico por dos décimas de segundo, por lo que ahora puede presumir de acelerar más rápido que los autos deportivos más populares en el mundo. El motivo de su fabricación fue participar en la competición mundial de la Formula Student.

Exactamente el auto puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en apenas 1.513 segundos, y en un recorrido de 30.48 metros.

Para lograrlo lo han fabricado utilizando en su mayoría fibra de carbono, y reduciendo lo más posible el chasis del vehículo (sin dejar de lado un diseño aerodinámico, cual auto de carreras). El auto utiliza tracción a cuatro ruedas, y un sistema computarizado que se encarga de aplicar la tracción en cada rueda individual y controlar la velocidad del vehículo.

Advertisement

Advertisement

Por supuesto, el equipo no ha dicho nada acerca de la velocidad máxima que puede alcanzar el auto, pero no es necesario. La idea de este club de automovilismo en Zúrich siempre fue lograr la mayor aceleración posible, no hacer el auto más rápido. De cualquier forma, es un espectáculo que sigue demostrando que los autos eléctricos cada vez tienen menos que envidiar a los autos de combustión tradicionales. [Club Académico de Automovilismo de Zúrich vía Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.