Se llama Severodvinsk, igual que una pequeña ciudad rusa, y es el nuevo gigante nuclear de ese país que entró oficialmente en funcionamiento hace solo unas semanas. Una obra de ingeniería bélica de 119 metros que lleva años en desarrollo y cuyas fotos son tan impresionantes como amenazadoras.

El Severodvinsk llevaba en construcción desde 1993 en un astillero del norte de Rusia, aunque el proyecto ha estado plagado de retrasos. El plan inicial comenzó ya en la década de 1970 pero la caída de la Unión Soviética hizo que los problemas de presupuesto retrasaran su finalización en múltiples ocasiones. Debió haberse finalizado en 1998, pero en realidad su construcción se completó en 2010, cuando comenzó la fase de pruebas.

Advertisement

Sustituirá a los antiguos submarinos rusos de clase Akula y clase Alfa con nuevas armas y capacidades, entre ellas, capacidad para sumergirse 600 metros y lanzar misiles nucleares de largo alcance con un rango de hasta 5.000 kilómetros (puedes ver más datos en la infografía debajo). Según Barents Observer, el Severodvinsk probó con éxito estos misiles en 2012. El pasado diciembre fue su inauguración oficial.

Gráfico elaborado por la agencia RIA Novosti

Debajo algunas fotos del Severodvinsk, con capacidad para 90 tripulantes, 119 metros de largo y 13,5 de alto. Un enorme submarino que de hecho podría estar ahora mismo bajo el Mediterráneo en una operación conjunta con China participando en el desarme químico de Siria. [RT vía Sploid]

Foto: vía sevmash

Fotos oficiales

Foto: livejournal

Prueba de los misiles de crucero del submarino

Foto: tyson85