Cuando un piloto de Moto GP comienza a rodar en la pista todo debe funcionar a la perfección. A la velocidad que suelen alcanzar en la categoría reina del campeonato cualquier error puede ser fatal. Este fin de semana ocurrió un imprevisto: una avispa se coló en el mono de un piloto.

Si la picadura de una avispa ya es de por sí una situación no deseable, que te ocurra en mitad de una carrera mientras tratas de mantener una motocicleta de alta cilindrada es un reto de proporciones épicas. Esto es exactamente lo que le ocurrió al piloto de Moto GP Cal Crutchlow el pasado sábado. Una avispa se coló en su mono mientras estaba en la calificación del sábado.

Advertisement

Crutchlow estaba realizando las vueltas de clasificación para el Gran Premio de España cuando de repente sintió algo extraño. Una avispa dentro del mono imposibilitó que pudiera continuar y tuvo que salir del circuito. Antes de llegar a boxes el piloto británico aparcó la moto en una valla de seguridad y trató de quitársela de encima.

Finalmente, en la rueda de prensa de los pilotos confirmó que se trataba de una avispa y que le había picado cinco veces mientras se movía de su pecho a su brazo antes de que pudira sacarla.

Por cierto, el piloto terminó clasificando en la tercera posición aunque tuvo que retirarse en una carrera que ganó el español Dani Pedrosa.[Jalopnik]

Advertisement