Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Dos pilotos pierden el conocimiento en el aire. Así fue el estremecedor audio que evitó un fatal desenlace

Imagen: Air Force

Da igual cuántas veces lo escuches, el siguiente vídeo es un audio real, y precisamente por eso produce tanto miedo. ¿Qué ocurre cuando un controlador aéreo se da cuenta de que los pilotos a los mandos de un avión están sufriendo de hipoxia?

El incidente tuvo lugar el 26 de julio de 2008, cuando el vuelo KFS-66 de Kalitta partió de Manassas y estaba en ruta volando a 10.000 metros sobre el mar. La tripulación de vuelo acababa de ser entregada al Centro de Control de Tráfico de la Ruta Aérea de Cleveland cuando el controlador Jay McCombs notó que la aeronave tenía un “micrófono abierto”, es decir, que por la razón que sea se estaba presionando el micrófono Push-to-talk, manteniendo así la transmisión abierta.

Advertisement

Lo que estaba pasando realmente era muy grave, ya que el Primer Oficial estaba inconsciente y su brazo se agitaba violenta e incontrolablemente, desconectando el piloto automático y obligando al Capitán a intentar volar a mano el avión.

Sin embargo, el controlador no puede entender al Capitán, lo que trata de decir es prácticamente ininteligible, y es entonces cuando aparece en escena un segundo piloto de un avión diferente que ayuda a transmitir el mensaje.

¿Cómo? La controladora Stephanie Bevins logra sintonizar la frecuencia para que pueda escuchar al piloto. Bevins concluye que este debe estar sufriendo de hipoxia.

La hipoxia aparece cuando tu cuerpo carece de oxígeno. El inicio de la misma a menudo está enmascarado por la euforia, con una sensación general de bienestar que puede llevar a mostrarte apático ante el hecho de que algo ha salido mal. Lo síntomas vienen acompañados de confusión y desorientación, y tu tiempo de conciencia útil es limitada. Dicho de otra forma, el tiempo en el que sigues siendo capaz de tomar decisiones sensatas y corregir el problema es muy corto.

Por tanto, Bevins sabía que necesitan hacer descender el avión a un nivel donde el oxígeno fuera suficiente para los pilotos, y necesitaban hacerlo muy rápido antes de que el Capitán perdiera por completo el conocimiento.

Advertisement

El audio avanza y oímos como el Capitán parece que solo puede responder a comandos directos. McCombs le dice a Kalitta que descienda. Siguiendo la iniciativa de Bevins, McCombs comienza a llevar el avión a la altitud más baja disponible para aliviar la posible privación de oxígeno. “Desciende y mantente”, repite.

Imagen: U.S. Army Corps of Engineers Follow (Dominio público)
Advertisement

El Capitán no podía encender el piloto automático ya que su Primer Oficial lo apagaba constantemente, pero esto resultó una ayuda, ya que probablemente le salvó la vida. Su concentración volando el avión lo mantuvo consciente durante todo el tiempo, de lo contrario, seguramente habrían continuado en piloto automático hasta que el avión se quedara sin combustible con un final fatal.

El audio continúa y las palabras de los pilotos gradualmente se vuelven más comprensibles. Sobre los 3.000 metros, todo parece volver a la normalidad y son los propios pilotos quienes confirman que, de hecho, habían estado sufriendo de hipoxia.

Advertisement

El avión aterrizó sin problemas. Stephanie Bevins y Marvin McCombs recibieron el Archie, el premio anual de seguridad de la Asociación Nacional de Controladores de Tráfico Aéreo. Desde ese instante, el audio se utiliza en las aulas del Instituto Médico Civil Aeroespacial de Oklahoma. [YouTube, AVHerald]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key