Foto: Departamento de Policía de Oregon

Cuando creíamos que un camión lleno de aguas fecales es lo peor que puede explotar al lado tuyo en la carretera, la gastronomía nos trae algo peor: peces bruja. Un camión repleto de estos animales ha protagonizado un accidente que ha cubierto varios coches con tres toneladas de baba y peces.

Ocurría en Oregon. El camión transportaba casi 3.500 kilos de peces bruja cuando una mala maniobra lo hizo volcar, desparramando todo su contenido sobre los coches más cercanos en una escena que parece sacada de una serie sobre mitos de C’Thulhu. Por fortuna, no hubo que lamentar heridos, pero la carretera permaneció horas cortada.

Lo que hace único a este accidente es precisamente la especie de peces involucrada. Los peces bruja o mixinos son una antigua familia de peces necrófagos emparentados con las lampreas y conocidos por un peculiar mecanismo de defensa.

Cuando se sienten amenazados, una serie de glándulas en los laterales de su cuerpo segregan grandes cantidades de un moco denso y gelatinoso. Al entrar en contacto con el agua, las fibras de ese moco se expanden a gran velocidad, convirtiendo grandes cantidades de agua en una masa gelatinosa de la que es difícil desprenderse.

Los científicos han logrado filmar a los peces bruja utilizando esa baba para escabullirse de los depredadores. La sustancia satura rápidamente las agallas de los peces que intentan devorarlos, asfixiándolos y obligándolos a soltar a la presa.

En la carretera de Oregon, la baba de los peces bruja accidentados se combinó rápidamente con el agua de los tanques en los que viajaban para organizar un caos importante. Para empeorar las cosas, la sustancia seguía mezclándose con el agua de las mangueras que se estaban usando para limpiar la carretera. Los profesionales encargados de limpiar la vía tuvieron que utilizar una excavadora para retirar los peces.

Advertisement

Advertisement

El pez bruja, por cierto, está considerado una delicatessen culinaria en diferentes gastronomías como la coreana o la francesa. Esa es la razón por la que había un camión lleno de ellos circulando por la vía. [vía The Guardian]