Mitad tanque, mitad puente. Se trata de uno de los vehículos militares más extraños jamás construidos, el vehículo lanzapuentes blindado o armoured vehicle-launched bridge (AVLB). Su origen se remonta a la Primera Guerra Mundial, pero han evolucionado tanto que hoy parecen transformers en acción.

Los tanques lanzapuentes, también conocidos como armored bridgelayers, se utilizan justo para lo que su nombre indica: levantar un puente improvisado en caso de que los existentes hayan sido destruidos, o para cruzar ríos, canales y todo tipo de trincheras y obstáculos. Están montados y mecanizados sobre la base de un tanque modificado y son capaces de soportar más de 20 toneladas de peso de vehículos pasando por encima.

Advertisement

Su origen y evolución es realmente curiosa. La idea del tanque lanzapuentes comenzó a utilizarse durante la Primera Guerra Mundial de forma rudimentaria: cargando tanques normales con grandes fardos de madera (debajo). Se utilizaban para lograr que los tanques avanzaran sobre el enfangado terreno en el que quedaban atascados constantemente.

El concepto evolucionó durante la Segunda Guerra Mundial, y el primer tanque lanzapuentes “moderno” fue el Brückenleger IV del ejército Nazi alemán (debajo), basado en el Panzer IV.

Desde entonces estos vehículos se han modernizado aún más y no hay ejército creíble que no disponga de varias unidades. EE.UU. cuenta por ejemplo con el M104 Wolverine, una bestia de 70 toneladas capaz de soportar otras tantas 70 toneladas de vehículos rodando por encima. Puedes verlo en acción debajo:

Este es el vehículo lanzapuentes basado en tanques M60:

Este otro es el modelo ruso MTU-72:

Y este otro el Leguan 26M:

[vía Foxtrot Alpha]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)