A lo largo de la historia hemos creado grandes ciudades, fortalezas y monumentos históricos, auténticas obras de arte arquitectónicas que perdurarían en el tiempo… el problema es que tras su creación, unos siglos más tarde, han acabo por los suelos. Estas son algunas de las más “épicas”.

Desde luego, se trata una selección realmente triste de lo fue un día una obra descomunal al que las guerras o los propios elementos naturales acabaron destruyendo. En cualquier caso nos sirven para recordar auténticas maravillas que ya no podremos ver. Empezamos:

Los Budas de Bamiyan

Nos encontramos en Afganistán, lugar donde se encontraban los Budas de Bamiyan, dos monumentos históricos, estatuas de Buda talladas a los lados de un acantilado en el valle de Bamiyan, a 230 km de Afganistán, que medían 55 y 37 metros de alto.

Foto: Restos de los budas destruidos por los talibanes. Wikimedia Commons

Se trata de una obra que representaba la clásica mezcla del arte greco-budista. Dos estatuas esculpidas directamente en la roca arenisca, aunque los detalles fueron modelados en barro mezclado con paja. Desgraciadamente en el año 2001 y tras sobrevivir casi intactas 1.500 años, el gobierno islamista talibán decidió que las estatuas eran contrarias al Corán, razón por la que fueron destruidas.

La antigua Universidad de Nalanda

Foto: My Good Images / Shutterstock

Nos desplazamos hasta la India para llegar a Nalanda, una ciudad ubicada en el centro del estado de Bihar. Un lugar en el planeta donde una vez hubo una de las más famosas escuelas budista de la antigua India que llegó a recibir protección especial alcanzando su máximo apogeo durante el reinado de la dinastía pala (S. IX).

Foto: Estupa de Shariputra. Wikimedia Commons

Una pena, pero en el año 1193, la Universidad de Nalanda fue destruida por turco musulmanes de Bakhtiyar Khalji, lo que sin duda marcó uno de los puntos álgidos en la decadencia del budismo en el país. Hoy el espacio lo ocupan sus ruinas y es un museo arqueológico.

Templo Mayor

México es el país donde una vez estaba ubicado el Templo Mayor junto al lugar que lo presidía, el Recinto del Templo Mayor, un centro de la vida religiosa de los aztecas de México-Tenochtitlan (de los Mexica). Una construcción gigantesca y simbólica que pasó por hasta siete etapas y cuatro ampliaciones para su construcción (se tiene constancia que la segunda etapa es anterior a 1428).

Foto: Algunos de los restos encontrados. Wikimedia Commons

Sobre la destrucción de esta obra arquitectónica impresionante no hay consenso. Se cree que ocurrió tras la caída de Tenochtitlan en 1521 y que sobre las ruinas se edificaron las casas de los conquistadores.

Machu Pichu

Foto: 3523studio / Shutterstock

Probablemente uno de los lugares más famosos de la Tierra. Nos encontramos en lo que un día fue un antiguo poblado andino-incaica cuya construcción data del siglo XV. Una monumental obra al sur de Perú y a nada menos que 2.430 metros de altura.

Foto: Curioso / Shutterstock

Un lugar en el planeta catalogado como obra maestra de la arquitectura y la ingeniería, además de ser Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1983. Un enclave que habría sido una de las residencias de descanso de Pachacútec, noveno inca del Tahuantinsuyo. Su construcción se cree que fue alrededor de 1450, con el apogeo del Imperio Inca, y derrumbada menos de 100 años después con la caída del imperio. El tiempo y la selva envolvieron este enigmático paraje hasta 1911, cuando el explorador Hiram Bingham hablaría de una ciudad “perdida”.

Foto: Machu Pichu en 1912, foto tomada por Bingham. Wikimedia Commons

Menfis

Foto: Juan Aunion / Shutterstock

Estamos ante lo que un día fue la capital del Imperio Antiguo de Egipto, situada al sur del delta del río Nilo en la región que se encuentra entre el Bajo y el Alto Egipto. Fue fundada sobre el 3050 a.C. por el primer faraón de Egipto, Menes y durante gran parte de la historia egipcia fue la ciudad más importante del país y el centro económico del reino.

Foto: Eugen_z / Shutterstock

La fundación de Alejandría en el 331 a.C. puso fin a la hegemonía menfita, momento en el que Menfis cayó en el olvido y llegó la pobreza y abandono hacia el 641. Sobre las ruinas del templo de Ptah se han desenterrado estatuas históricas como la de Ramsés II.

Foto: Estatua de Ramsés II. Copycat37 / Shutterstock

Petra

Foto: Silky / Shutterstock

Otro de los enclaves mágicos del planeta. Nos encontramos en Jordania ante lo que hace mucho tiempo fue el antiguo reino nabateo. Petra, cuyo nombre proviene del griego, significa piedra, y no es coincidencia, ya que precisamente fue una ciudad construida de piedra sino.

Foto: Acueducto. Felix Lipov / Shutterstock

Fundada en la antigüedad sobre el final del siglo VIII a.C. por los edomitas, fue ocupada por los nabateos en el siglo VI a.C., los cuales la hicieron prosperar debido a su situación en las rutas de las caravanas de mercaderes de lujo que iban a Egipto, Siria o el sur del Mediterráneo. La perdición de este paraje único llegó a partir del siglo VI d.C., con el cambio de rutas comerciales y los numerosos terremotos sufridos. La ciudad fue redescubierta en 1812 por el explorador Jean Louis Burckhardt.

Foto: Volkova Natalia / Shutterstock

Palmira

Foto: Waj / Shutterstock

Elegida como Patrimonio de la Humanidad en 1980, se trata de una antigua ciudad situada en el desierto de Siria (en la actual provincia de Horms). Una fortaleza del pasado que fue capital del Imperio de Palmira bajo el corto reinado de la reina Zenobia entre los años 268-272.

Foto: Waj / Shutterstock

Hoy sólo encontramos las ruinas de lo que fue, un enclave que prosperó en el siglo I a.C. gracias a las rutas comerciales que pasaban por allí, sobre todo debido a que estaba situada en la ruta de la seda. En el año 2015 el grupo extremista DAESH tomó el control de Palmira destruyendo gran parte del patrimonio histórico de la ciudad.

Foto: Waj / Shutterstock

Palenque

Foto: Jess Kraft / Shutterstock

Patrimonio de la Humanidad desde 1987, se trata de yacimiento arqueológico maya que se encuentra en Chiapas (México). Otro enclave mágico y único del que se cree que los mayas lo fundaron como aldea agrícola.

Foto: Fer Gregory / Shutterstock

La realidad es que la antigua ciudad maya de Palenque contiene una de las mejores obras arquitectónicas y escultóricas de esta civilización. Los historiadores piensan que fue ocupada hacia el 100 a.C. Los libros hablan del principio de su declive tras el comienzo de la rivalidad con la ciudad maya rival Toniná, situando su devastación tras el ataque de los mismos en el 730.

Foto: Photoshooter2015 / Shutterstock

Sanchi

Foto: Deepak Bishnoi / Shutterstock

Acabamos este repaso de enclaves y edificaciones históricas derruidas con la ciudad de Sanchi en la India. Un espacio cuyos monumentos budistas están declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 1989.

Foto: Deepak Bishnoi / Shutterstock

La ciudad destaca por la Gran Estupa, un monumento que fue construido durante el reinado de Asoka el Grande, el tercer y último emperador de la dinastía maurya.

Foto: Saiko3p / Shutterstock

Foto portada: Pocholo Calapre / Shutterstock

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)