Las cifras de víctimas, heridos y daños causados por el tifón Haiyan hablan por sí solas. Y también las imágenes. Las fotos de satélite de las zonas afectadas, antes y después del paso del tifón, muestran poblaciones enteras arrasadas, casi desaparecidas en cuestión de horas tras la tormenta. Ahora, el problema es lograr que la ayuda exterior llegue a los más necesitados.

El balance oficial de víctimas ofrecido por el gobierno de Filipinas es de 1.774 muertos y 2.500 desaparecidos. Sin embargo, se teme que, como inicialmente calculado, los datos puedan aumentar por existir poblaciones enteras incomunicadas de las que aún no se tienen noticias.

Advertisement

Las fotos debajo, de Google y Digital Globe, muestran el desolador estado en el que han quedado pueblos y ciudades tras el paso del supertifón. Varios países, entre ellos EE.UU. y Reino Unido, se han movilizado para enviar ayuda a Filipinas. También se han puesto en marcha numerosas iniciativas de donaciones: estas son las páginas oficiales de Unicef y Cruz Roja para donar y ayudar al país.