Stephen King y George R.R. Martin son dos de los escritores más reconocidos en el mundo de la fantasía (y el horror y otros géneros más). Pero ambos escriben a un ritmo muy diferente, y esto parece frustrar al bueno de Martin, tanto así que le ha preguntado, literalmente, “¿cómo coño haces para escribir libros tan rápido?”

En un evento en el que se reunieron los dos autores en Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos), conversaron por aproximadamente una hora sobre sus diferentes opiniones acerca de sus géneros literarios favoritos, lo que hace verdaderamente una obra de “terror” y muchas cosas más. Toda la entrevista es una joya que vale la pena escuchar al pie de la letra, al tratarse de estos dos maestros. Pero casi al final, R.R. Martin suelta la bomba.

Advertisement

Advertisement

Cuando Stephen King le pregunta “George, ¿hay algo que siempre hayas querido preguntarme? Hazlo ahora, porque yo haré lo mismo contigo”, Martin no lo piensa ni dos veces, quiere saber el secreto del autor de El Resplandor y Cujo.

La pregunta la hace alrededor del minuto 50:10 (en inglés).

Después de unas cuantas risas, Martin le comenta que mientras se siente orgulloso de que tuvo unos “buenos seis meses en los que pude escribir tres capítulos” del libro en el que trabaja, King escribió tres novelas distintas. ¿Cómo hace? Pues el autor de El Pasillo de la Muerte tiene un ritmo de trabajo bastante estricto:

“Básicamente mi rutina de trabajo cuando estoy escribiendo un libro es que me propongo como meta escribir seis páginas al día, y trabajo todos los días por tres o cuatro horas sin saltarme ni siquiera uno. Si un libro corto tiene unas 360 páginas, esos son poco más de dos meses de trabajo antes de que esté escrito. Claro, siempre y cuando todo salga bien.”

Martin entonces le pregunta, ¿acaso no te frustras? Pero con sus propias palabras:

Sponsored

“¿Cómo puedes cumplir siempre lo de las seis páginas al día? ¿Acaso no tienes días en los que te frustras y desesperas? ¿En los que escribes una oración y después odias esa oración? ¿En los que sientes que no tienes talento, revisas tu correo electrónico y piensas que deberías haber sido fontanero y no escritor?”

King, le responde con una anécdota en la que menciona incluso a J.K. Rowling, autora de Harry Potter, que me atrevo a resumir de la siguiente manera:

Advertisement

Advertisement

“Todo tiene que ver con la manera en la que equilibro el día a día y entiendo que no solo voy a dedicarme a escribir sino que también tengo una vida. ¿Me he bloqueado? Claro, por supuesto, pero en ese momento puedo ir al doctor si tengo una cita, o a la oficina postal o a comprar algo, mientras las ideas e inspiración regresan a mi.

Recuerdo aquel día que tenía un evento en Nueva York junto a Rowling y ella intentaba terminar el séptimo y último libro de Harry Potter, además de irse de vacaciones con sus hijos, y aún así aceptó ir a este evento de beneficencia. Todo lo que escuchó durante las charlas y el evento fue “queremos el libro de Harry Potter” una y otra vez. Es como esos padres que te piden más y más nietos, y allí ella me dijo algo: “ellos no entienden lo que hacemos, ¿cierto?” a lo que le respondí “no, no lo entienden, porque nosotros tampoco lo entendemos”. Escribir un libro toma su tiempo, y normalmente el público no lo entiende.”

Es cierto, escribir libros debe tomar su tiempo, a veces más y a veces menos. George R.R. Martin publicó la última novela hasta la fecha de Canción de Hielo y Fuego en el año 2011, y todavía seguimos esperando por la siguiente entrega, tanto así que Juego de Tronos ya sobrepasó (en parte) a la historia de los libros en los que se basa.

Pero por otro lado, King escribe con una velocidad impresionante. Desde el año 2011 ha publicado 8 novelas distintas, mientras Martin nos sigue haciendo esperar por su próxima obra. Cada autor escribe de forma diferente, y unas historias toman más tiempo que otras para contarlas. Pero no por ello King va a dejar de sorprendernos, y quizás Martin debería pasar menos tiempo dentro de pelotas infladas y ponerse a escribir sin salir de casa. [Andy Atkins vía Entertainment Weekly]

Imagen parodia de George R.R. Martin procrastinando.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.