Hace pocos años, la única forma de estar conectado en un hotel de otro país era pasar por el aro de la red WiFi que el establecimiento tuviera disponible, y pagar un precio generalmente desorbitado. Las conexiones móviles cambiaron eso, pero a las grandes cadenas hoteleras no les gusta, y están intentando cambiarlo.

En octubre de este mismo año, la cadena de hoteles Marriot recibió un tirón de orejas de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense por bloquear la conexión WiFi personal de un cliente. La FCC multó a Marriot con 600.000 dólares por interferir en las comunicaciones sin autorización.

Tras el incidente, Marriot International ha decidido optar por un enfoque distinto: la cadena se ha unido a la asociación estadounidense de hostelería (American Hospitality & Lodging Association) y ha pedido a la FCC permiso para poder bloquear las redes privadas de los clientes dentro de sus instalaciones.

Advertisement

La excusa que Marriot y la AHLA han dado a la FCC para poder interferir en las comunicaciones de sus clientes no puede ser más cínica: la seguridad. Cuando recibió la multa, Marriot International ya argumentó que el sistema para bloquear las redes WiFi de los clientes en sus instalaciones trataban de evitar "los hotspot clandestinos que pueden degradar la calidad del servicio, ser el origen de ciberataques o de robo de identidad."

La cadena de hoteles Hilton ha emitido un comunicado apoyando a Marriot en el que también se asegura que las redes WiFi personales son una amenaza a la seguridad:

Hilton no podría estar a la altura de las expectativas de sus huéspedes si no tiene la potestad para gestionar sus propias redes WiFi, y eso incluye tomar las medidas necesarias contra los puntos de acceso no autorizados que supongan una amenaza a la estabilidad y seguridad de su red.

No todos están de acuerdo con las "peculiares" ideas sobre seguridad de redes de Hilton o Marriot. Es de las pocas veces en las que Google y Microsoft se han puesto de acuerdo. Ambas compañías han emitido sendos comunicados a la FCC pidiendo que no acepte la petición. La asociación que representa a la industria de las telecomunicaciones en Estados Unidos (CTIA) ha recordado también a la FCC que los particulares tienen derecho a hacer uso del espectro de frecuencias estén donde estén. La FCC aún no se ha pronunciado. [vía Re/Code]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)