No es ningún secreto que aunque la mayoría de fanáticos de Star Wars siente cierto desprecio hacia la trilogía de precuelas, ningún personaje es más odiado que Jar Jar Binks. El actor que le dio vida al torpe “gungan” lo sabe, y en una entrevista ha comentado lo difícil que ha sido a nivel personal saber que uno de sus mayores logros de cuando era un actor joven, es tan odiado.

Y es que el actor Ahmed Best sí lo considera un logro y se siente orgulloso de su papel (tal parece que solo él y George Lucas piensan de esta forma), porque él era un actor iniciando su carrera en el teatro y dio un salto enorme hasta participar en una de las sagas de películas más exitosas de la historia. El actor fue el responsable de dar movimiento y voz (sí, esa voz) a Jar Jar, lo cual sería retocaro al extremo usando efectos por computadora.

Advertisement

La entrevista la realiza el YouTuber Jamie Stangroom y es la primera de una nueva serie llamada “Estos son los actores que estás buscando”, en la cual entrevistará a algunas de las estrellas de Star Wars que muy pocos recuerdan.

Best dice que él no es ningún experto en la materia de dar vida a personajes animados como lo puede ser Andy Serkis, pero más allá de eso, se siente que es un pionero en la materia, recordando que Episode I: The Phantom Menace se estrenó antes que la primera The Lord of the Rings.

Sponsored

Pero aún así, aunque tiene mucha razón, lo que más ha afectado al actor durante todos estos años es el odio que básicamente la mayoría del mundo expresa sobre su personaje. Para Ahmed Best esto es, sencillamente, doloroso:

“Star Wars fue el primer papel que hice en el que fui completamente odiado. Era muy doloroso. Una de las mayores razones por la que acepté este trabajo, más allá de pertenecer a algo tan grande como el universo de Star Wars, era por el reto de dar vida a un personaje de este tipo, hecho tanto con un actor real como con computadora. Recordemos que en este entonces no había ningún Gollum de Andy Serkis, Navi de Avatar o nada por el estilo.”

Best cuenta que su personaje es todo lo que George Lucas quiso que fuera, y eso en gran parte se lo debe al actor. Originalmente Ahmed Best fue contratado para darle “cuerpo” al personaje, y solamente eso, pero el actor habló con George Lucas y le dijo que era bueno creando y haciendo voces graciosas, gracias a años de leerle historias a sus sobrinos antes de dormir. Después probó con unas 4 o 5 voces, y Lucas quedó enamorado de una en específico, esa que escuchamos en las tres precuelas de la saga.

Porque Jar Jar Binks era un personaje enfocado 100% al público infantil. Era “gracioso” y extremadamente torpe, estaba allí para hacer reír a los pequeños que fueran a ver la película. En realidad era el centro de ese nuevo enfoque que Lucas le daba a la saga a partir de esta trilogía, que dejaba de lado ese lado oscuro (literalmente) de la trilogía original para hacerse más familiar, algo que los fanáticos criticaron pero, según Best, a los niños le gustó mucho.

“Trabajé con George para dar vida a este personaje, usando esta forma completamente nueva de actuar y contar una historia. En el set nos divertimos mucho y logramos superar el reto.

[...]Pero incluso cuando estás interpretando a un personaje ficticio das el todo por el todo, y te involucras de lleno, le das parte de tu personalidad y te conectas emocionalmente con el personaje y con el trabajo que estás haciendo. Es por eso que cuando eres criticado, y de una forma tan dura y severa, te afecta realmente”.

Y las críticas no solo venían de parte de la prensa, quienes pidieron en infinidad de artículos la desaparición o “muerte” de Jar Jar, sino también de los fanáticos.

Para el actor esto ha sido algo que se ha tomado muy personal, y no es para menos. Al final y al cabo hablamos de un actor completamente desconocido que quedó marcado por un personaje y toda la ola de odio que recibió el que considera uno de los trabajos y logros más importantes de su vida. Incluso J.J. Abrams, director de The Force Awakens, ha bromeado en un par de ocasiones con cuánto desprecia al personaje. No debe ser fácil para este hombre que sencillamente hacía su trabajo, y es inevitable no sentirse un poco mal al respecto.

De cualquier forma, Best asegura que los niños sí amaban a Jar Jar, y eso es algo que casi 17 años después del estreno de The Phantom Menace le sigue dando alegría. [vía Jamie Stangroom (YouTube)]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)