La televisión rusa ha aireado accidentalmente los planos de un nuevo torpedo nuclear. El dispositivo se llama Status-6, y es capaz de crear “extensas zonas de contaminación radioactiva”. Los diagramas del arma estaban siendo revisados por el propio presidente ruso Vladimir Putin durante una reunión con oficiales de la armada en la ciudad de Sochi.

Los planos del Status-6 aparecieron brevemente en manos de un oficial ruso durante la retransmisión de la reunión. Poco después de su emisión, las cadenas rusas eliminaron las imágenes, pero no se han podido borrar de Internet. Más tarde, el propio portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, ha reconocido la autenticidad de los documentos, que estaban clasificados como secretos y ha asegurado que se tomarían medidas para que no se volvieran a repetir estos casos.

Advertisement

Según la descripción que se lee en el documento y que ha traducido el diario The Guardian, el status-6 “crea zonas de extensa contaminación radioactiva que las hace inasequibles para la actividad económica y militar durante un largo período de tiempo”.

Advertisement

El diseño de Status-6 es obra de Rubin, un fabricante de submarinos con sede en San Petersburgo. No se conoce mucho más sobre el torpedo, y las propias circunstancias que rodean la filtración (Una reunión militar con documentos secretos, pero televisada) arroja muchas dudas sobre si el dispositivo existe más allá de un diagrama.

Es posible que el incidente no sea más que una puesta en escena de Vladimir Putin para sacar músculo armamentístico tras las recientes maniobras de la OTAN del 5 de noviembre (las mas grandes que se recuerdan) o la prueba de un misil estadounidense Trident. [The Guardian vía Gawker]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)