Si hoy en día hay campañas de crowdfunding para casi todo, ¿por qué no hacer una para aterrizar un robot en la Luna? Ese es justo el objetivo de Lunar Mission One, una iniciativa liderada por alguno de los divulgadores y científicos británicos más conocidos para aterrizar un robot en polo sur de la Luna y analizar la posibilidad de establecer allí una colonia en el futuro.

En el proyecto participan, entre otros, el físico británico Brian Cox (en el vídeo debajo), el astrónomo Martin John Rees o la científica Monica Grady. La campaña se acaba de estrenar en Kickstarter y pide 600.000 libras (unos 750.000 euros / 938.000 dólares) para enviar un robot a la Luna en 10 años capaz de aterrizar en el polo sur, una de las zonas del satélite no exploradas en misiones anteriores. En apenas unas horas ha recaudado ya más de 76.000 libras por lo que, a ese ritmo, parece que llegará fácilmente al objetivo de financiación.

La campaña permite donar desde 3 libras hasta 5.000. Por 15 o 30 libras se obtendrá acceso a una comunidad digital de los seguidores de la misión para recibir fotos, actualizaciones o aparecer como uno de los donantes el un "muro digital". Pero por algo más, desde 60 libras, se enviarán tus fotos, textos, nombre o incluso ADN a la Luna en una cápsula del tiempo que se enterrará en la superficie del satélite, diseñada para durar 1.000 millones de años. Una especie de inmortalidad espacial, para quien se sienta atraído por este tipo de cosas.

Advertisement

La misión tiene como objetivo enviar y aterrizar un robot en la Luna en el 2024 para perforar al menos 20 metros la superficie del satélite (aseguran que podrían llegar hasta 100 metros de profundidad) y analizar la composición del satélite como nunca se ha hecho antes. La información recabada servirá para entender mejor la formación de la Luna, la Tierra y, sobre todo, saber si en un futuro se podría establecer una colonia en el satélite.

¿Locura? ¿Sueño irrealizable? ¿Genialidad? Tal vez un poco de todo, pero al menos está impulsada por investigadores y científicos reconocidos, algo que otras misiones parecidas, como la Mars One, carecen por completo. Entre otras cosas, servirá para comprobar hasta qué punto es posible financiar una misión espacial con contribuciones del público. Pronto lo veremos. [vía Lunar Mission One]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)