Si sueñas con mojar tu churro láser en un Frapuccino de Unicornio, tu fantasía está muy cerca de de cumplirse. Lo primero que tienes que hacer es ir al Starbucks de Disneyland y hacerte con la bebida de moda. Después, solo tienes que comprar uno de los nuevos churros láser de Star Wars.

Sí, churros. Aunque suene raro para alguien que no viva en Estados Unidos o no haya visitado Disneyland, los churros son probablemente el alimento más emblemático de estos parques temáticos. En lugar de hacerlos cortos, curvados, y aderezados solo con azúcar o canela, como es tradicional en España y México, la multinacional los vende al estilo californiano. Se trata de churros rectos, de una considerable longitud y aderezados con todo tipo de condimentos, aromas y sabores un poco al mismo estilo que los cafés en Starbucks.

Probablemente después de ver a los visitantes del parque usar los churros como espadas, alguien en Disney tuvo la genial ocurrencia de añadirle un envoltorio en forma de sable láser. El resultado de esa idea son los nuevos churros láser que Disney comenzó a vender con motivo de la celebración del día de Star Wars, el pasado cuatro de mayo.

Advertisement

Están disponibles en dos colores (rojo o azúl) y van recubiertos de azúcar y estrellitas comestibles. De momento solo se venden en la zona del parque conocida como Tomorrowland, que es la que alberga las atracciones de Star Wars. No se se sabe aún si la compañía los mantendrá durante más tiempo, aunque teniendo en cuenta su éxito en redes sociales, seguramente sea así. Lamentablemente, los envoltorios con forma de empuñadura solo se repartieron el día 4. Cada churro cuesta 4,50 dólares. [vía Eater Los Angeles]