Siéntate y ponte cómodo, porque el siguiente vídeo merece contemplarse en todo su esplendor. Un timelapse apoteósico creado a partir de una secuencia de imágenes tomadas por la sonda Juno al gigante gaseoso el pasado 19 de mayo. Tres minutos simplemente abrumadores.

La NASA ha explicado que las imágenes capturadas por Juno demuestran que Júpiter y sus polos están plagados de tormentas gigantescas de forma ovalada. En cambio, en su ecuador nos encontramos con una enigmática nube de amoniaco que asciende de las capas profundas de su atmósfera.

Advertisement

La sonda está en una órbita elíptica que le lleva alrededor de Júpiter una vez cada 53 días, aventurándose a varios millones de kilómetros del planeta antes de “regresar” a un nuevo encuentro a alta velocidad, a menos de 5.000 kilómetros por encima de su atmósfera.

El vuelo del 19 de mayo fue el séptimo paso de Juno cerca de Júpiter, incluyendo la maniobra de llegada de la nave en julio del año pasado, y la quinta vez que se acercó con sus instrumentos científicos.

En cualquier caso, el trabajo que vemos en el vídeo es obra de los artistas Seán Doran (Londres) y Gerald Eichstädt, un entusiasta del espacio de Alemania. Doran ha explicado que la animación usa 31 imágenes tomadas por la cámara de Juno proyectadas en unos 3.000 fotogramas. Impresionante. [Petapixel, NASA]

Advertisement