Imagen: Nintendo.

Mario, el mítico personaje de Nintendo, apareció por primera vez en un juego en el año 1981, y desde entonces lo hemos conocido como el fontanero italiano de los bigotes. Ahora, casi cuatro décadas más tarde, Mario se ha retirado de su profesión original para dedicarse únicamente a buscar a cierta princesa en los castillos que se le atraviesen.

Su perfil oficial en la web de Nintendo ha confirmado lo que nos temíamos desde hace tanto tiempo: Mario, en realidad, lleva muchos años sin reparar un grifo, destapar una cañería o cambiar una tubería. Su profesión original es cosa del pasado, y no, el hecho de que viaje a través de tuberías no cuenta:

“Ya sea jugando tenis, béisbol, fútbol o conduciendo un coche de carreras, él [Mario] lo hace todo genial. De hecho, incluso parece que trabajó como fontanero hace mucho tiempo”.

Por supuesto, esto no debería ser ninguna sorpresa para nosotros, los fanáticos. Después de todo, en los juegos lo único que jamás ha hecho es reparar una ducha o algo similar, y hablamos de títulos en los que incluso se disfraza de mapache o se convierte en campeón mundial de tenis.

Advertisement

Shigeru Miyamoto, una de las mentes maestras de Nintendo, mencionó que la compañía decidió hacer a Mario un fontanero debido a que en el primer juego, Mario Bros, se la pasaba bajo tierra y llegaba allí usando tuberías. Por otro lado, Nintendo decidió que llevaría bigotes y usaría sombrero porque era más fácil para la época que darle una boca y dibujarle cabello. [Nintendo vía Kotaku]