Dos años antes de que la NES llegara a Estados Unidos (y tres antes de que llegara a Europa) había nacido la versión para Japón, conocida como Famicom. Los sistemas y sus juegos eran bastante similares, pero el hardware de ambos modelos era increíblemente diferente, incluyendo los cartuchos.

Además de que el aspecto de las consolas como tal no era nada similar (con la excepción de los mandos de control), una diferencia bastante evidente era el tamaño, la forma e incluso las etiquetas de los cartuchos. En el caso de la NES que vimos en América y Europa, los cartuchos lucían de la siguiente forma:

Sin embargo, los cartuchos de Famicom eran mucho más pequeños y diferentes. Su aspecto era así:

Si llegaste a tener en tus manos uno de estos cartuchos seguro notaste que tenían dos pequeños agujeros en su parte superior. Hasta ahora, nadie sabía por qué estaban ahí ni para qué servían. Era un misterio que había durado más de tres décadas.

Advertisement

El medio japonés Afternoon News quiso poner un punto final a los misterios y conspiraciones, preguntándole directamente a Nintendo para qué servían esos agujeros. Nunca esperamos que la respuesta fuera tan sencilla:

  • Afternoon News: “Creo recordar que hay agujeros en la parte superior de los cartuchos de Famicom. ¿Sabes qué significado o propósito tenían?”
  • Nintendo: “Sí, siendo sincero, solo eran parte del diseño.”
  • AN: “Um, ¿no eran agujeros hechos durante el montaje o la producción?
  • N: “No, solo eran parte del diseño de los cartuchos”.

Sí, los agujeros solo estaban allí como parte del diseño. No tenían ningún propósito especial, ni siquiera una función. Solo estaban ahí porque a alguien en Nintendo le pareció que se veían bien, y eso es todo. [Afternoon News vía Kotaku / The Next Web]