Todas las imágenes: Alex Cranz/Gizmodo

Como diría la gente de Razer, el plan siempre fue hacer un teléfono. Nadie en Razer estaba seguro de cómo sería ese teléfono, o de cómo hacer un teléfono gamer (los periféricos y computadoras portátiles de Razer están diseñados principalmente para jugadores), pero el teléfono siempre fue un sueño lejano. Ahora es una realidad, y por $699 el nuevo Razer Phone, un teléfono enfocado a juegos, podría ser una alternativa atractiva para los usuarios cansados de los elegantes teléfonos OLED de cristal como el iPhone X y el Galaxy S8.

“Ahora mismo hay muchos teléfonos con un mismo diseño”, explicó a Gizmodo el Vicepresidente Senior de Mobile en Razer, Tom Moss. “Con un factor de forma 18:9, OLED, sin marcos”. El nuevo teléfono de Razer es muy diferente, se parece más al Nextbit Robin que salió al mercado por crowdfunding el año pasado más que a cualquier teléfono de los grandes. Eso es porque Razer adquirió Nextbit a fines del año pasado con el propósito expreso de que el equipo de Robin construyera el nuevo Razer Phone. Del Robin nos gustó mucho su divertido esquema de colores (¡era verde menta!, el Razer es negro) y su diseño. En cambio, no le encontramos gran utilidad a las características de almacenamiento en la nube de Nextbit, que guardaba aplicaciones que rara vez usábamos y las descargaba según fuera necesario. Afortunadamente, esa función de almacenamiento en la nube ha sido descartada, y el equipo de Nextbit ha salvado las mejores partes del Robin para construir este nuevo teléfono.

Tienes que tener cuidado con cómo lo sujetas.

Según Moss, sencillamente tenía sentido. Razer quería crear un teléfono destinado a los gamers, y basarse en el Robin era el mejor camino a seguir. Pero ¿qué es exactamente un teléfono Android para gamers?

Advertisement

Para empezar, cambia el enfoque del diseño. Con 8 mm de grosor, es un poco más robusto que el iPhone X de 7,7 mm o el iPhone 8 Plus de 7,5 mm. Tiene un cuerpo de aluminio totalmente negro, los bordes rectos y un enorme logotipo de Razer en la parte posterior. Imitar el Nextbit Robin también significa que hay dos grandes biseles en la parte superior e inferior del teléfono con altavoces Dolby Atmos integrados. Moss afirma que Razer quería conservar los marcos porque sirve de agarre cuando juegas videojuegos en modo apaisado. Pero dependiendo de cómo sostengas el teléfono, es probable que tus pulgares cubran esos adorables altavoces.

En cuanto a los componentes internos, el Razer Phone está a la altura de lo que esperarías de un dispositivo Android de alta gama. Tiene un procesador Qualcomm Snapdragon 835, 8 GB de RAM y una gran batería de 4000 mAh que también es una de las primeras en incluir la tecnología Quick Charge 4+ de Qualcomm, que permite que la batería pase del 0 al 50% de carga en 15 minutos. También hay dos cámaras traseras de 12 megapíxeles y, manteniendo la molesta moda creada por Apple, no tiene toma de auriculares. Solo un puerto USB-C para cargar, aunque Razer también incluye un adaptador de auriculares si realmente necesitas enchufarlos.

Lo que Razer no ha usado es una pantalla OLED. En su lugar, el Razer Phone usa una pantalla 1440p LCD de 5,72 pulgadas. Moss dijo que la compañía eligió LCD en lugar de OLED porque habría habido un “efecto fantasma” significativo con un panel OLED, lo que significa que si jugaras al Pac-Man habrías visto un rastro amarillo tras el personaje principal. ¿Por qué el efecto fantasma era una preocupación? Porque este teléfono tiene una frecuencia de refresco de 120Hz y necesita reproducir juegos a 120 fotogramas por segundo. No hay tiempo para que un fotograma se demore un poco más. Los jugadores codician estas tasas de refresco más altas (y la velocidad en fps que las acompaña) porque les permiten ver más del juego y eso hace que sea menos probable que fallen un golpe clave o un disparo en la cabeza. La frecuencia de actualización de 120Hz es prácticamente desconocida en un teléfono, y Razer parece especialmente orgullosa de introducir ese tipo de novedad en el mercado de la telefonía móvil.

La velocidad es increíble.

Solo tuve un tiempo limitado para jugar con el dispositivo, pero abrí el widget para contar frames que viene integrado en Android Nougat 7.1.1 (se espera que Android Oreo esté disponible en primavera de 2018) y eché una partida de Riptide. El framerate nunca cayó por debajo de 80 fps.

Advertisement

Riptide es uno de varios juegos que no limitan la tasa de fotogramas por segundo a 60 fps. Limitar la tasa de fotogramas en un juego móvil es una práctica común, ya que la mayoría de las pantallas solo son capaces de dibujar a 30 o 60 fps. Razer afirma que está trabajando con los principales desarrolladores de videojuegos para acabar con esta práctica y, para el lanzamiento del Razer Phone, juegos como Final Fantasy XV, Lineage 2: Revolution, Tekken y Titanfall: Assault funcionará hasta los 120 fps.

Pero si no quieres comerte toda la batería del teléfono jugando a velocidades tan locas, Razer ha traído al teléfono otra gran característica de los juegos de PC: Choice. Puede reducir la tasa de frames a un nivel más amigable con la batería si lo deseas, e incluso puedes establecer velocidades distintas por aplicación, simplemente yendo a los nuevos ajustes que Razer ha incorporado en Android. De este modo puedes poner 30 en algo como Twitter o Facebook y 120 en Final Fantasy XV.

Pero por más atractivo que parezca este teléfono, aún quedan muchos interrogantes. Como la cámara. El Razer Phone que probé tenía controles bastante pobres, y Razer no ha hecho casi ninguna inversión en tecnología de cámara. ¿Realmente puede competir con Apple, Google y Samsung, quienes han invertido innumerables horas de investigación en la construcción de una cámara perfecta para sus teléfonos inteligentes?

La otra gran duda es si alguien más allá de la base de fanáticos hardcore de Razer estará interesado en este teléfono. Se venderá en las tiendas físicas de Microsoft, por lo que existe la posibilidad de cortejar a algunos de los fans de Microsoft, pero seamos sinceros, este es un momento extraño para entrar en el mercado de los teléfonos. Razer me dijo repetidas veces que siempre fue parte del plan sacar un teléfono, incluso si eso significaba lanzar un teléfono en un mercado maduro. La mayoría de las personas ya tienen el teléfono que quieren, y tengo curiosidad por ver cuántos se sentirán atraídos por nada más que una (realmente asombrosa) pantalla de 120Hz y la promesa de jugar en Android.

Especialmente porque los juegos de Android siempre han jugado un papel secundario respecto a iOS. Claro que este podría terminar siendo un gran teléfono para tus emuladores o la recientemente anunciada edición móvil de Final Fantasy XV, pero Razer le está pidiendo mucho a los consumidores. Sabremos qué tan importante es el gaming para los usuarios móviles después de que el Razer Phone comience a enviarse el 17 de noviembre. Si ya te han convencido, puedes reservar el dispositivo por $699 a partir de hoy.

[Razer]