La página de búsquedas de Google es uno de los sitios más universalmente reconocibles de Internet, si no el que más. No en vano recibe miles y miles de visitas diarias. Dicen que si algo funciona, para qué cambiarlo. Nosotros decimos: ¿y por qué no?

Siempre hay espacio para mejorar. Esa es la filosofía que ha movido al blog colaborativo Letters Society a proponer una competición para rediseñar el portal de búsquedas más famoso del mundo. Cada participante ha optado por una aproximación muy diferente, pero todas ellas tienen detalles de los que Google podría aprender algo.

Simplificando lo simple

Este rediseño de Mark Manalaysay se enfoca en volver a lo básico. Aunque la web de Google es puro minimalismo, en realidad tiene bastantes elementos de los que podría prescindir. Manalaysay lo explica así:

Lo primero que hice fue eliminar los elementos innecesarios de la página de inicio. No puedo imaginar esta página sin búsquedas de voz, una tecnología que ha mejorado radicalmente en los últimos años. Integrarla permite búsquedas más rápidas y más integración con Google Voice.

Tocar, deslizar y buscar

El director de arte de Arc Worldwide, Alli Grunthaner, se centra en mejorar la experiencia de búsquedas de Google en entornos táctiles, sobre todo smartphones y tabletas. Incluso aplica algo de esa mentalidad de tocar y arrastrar a la versión de escritorio.

He basado mi diseño en una banda personalizable de iconos de gran tamaño. Mi inspiración es la tecnología habitual de tocar, deslizar y buscar. En cuanto definimos el área en la que queremos buscar, el cursor pasa a modo texto para escribir inmediatamente.

En colores vivos

Para el diseñador Eric Wagner, no se trata tanto de cambiar la funcionalidad, sino de darle a Google una vuelta completa en términos estéticos. Wagner describe así su propuesta:

Para mi diseño, quería impulsar la paleta de colores de Google más allá de su icono para crear una página de búsquedas vibrante y con mayor presencia. Dependiendo de en qué dispositivo estemos, he situado la ventana de mapas en un desplegable en la parte inferior de la página de manera que siempre esté accesible.

Google en escala de grises

El ilustrador y diseñador Casey Crisenbery ha tomado una dirección diametralmente opuesta a la elegida por Wagner, eliminando casi por completo los colores. Crisenbery comenta:

En la barra inferior, el usuario puede configurar a su antojo un espacio con las aplicaciones que más utiliza de la plataforma Google. La barra permanece mientras nos mantengamos navegando por servicios de Google.

Reduciendo el peso

Si las dos propuestas anteriores son dos extremos en términos de uso del color, la opción del diseñador Frances Palmer está en algún punto intermedio. Así explica Palmer su rediseño:

Google tiene un montón de funciones que no todo el mundo conoce ni están a la vista sin escarbar un poco. Creo que Google Trends podría tener una apariencia más atrevida, con grandes letras blancas sobre bloques de color. Los resultados de búsqueda aparecen en tiempo real, y es posible pulsar sobre diferentes países para ver los resultados locales sobre la marcha. En caso de que hubiera un Doodle, su diseño puede integrarse con el de Trends.

Un motor vivo

La diseñadora gráfica Jenn DiMenna ha realizado una investigación para tratar de determinar cuáles son las funciones que a los usuarios más les gustaría encontrar en la home de Google. Los entusiastas de Android tienen la respuesta.

Mi amiga Amy fue la primera en comentarme todas las brillantes funciones que tiene Android, y que me gustaría poder encontrar en las versiones de escritorio o en otros dispositivos. Básicamente, he imaginado Google como un escritorio personal, con las aplicaciones a la derecha. El espacio incluye notificaciones sobre el calendario o los email. Todo el espacio es personalizable, y los espacios vacíos se pueden rellenar con otras aplicaciones o widgets.

El escritorio permanece mientras naveguemos por páginas de Google. Cada sección, no obstante, puede ocultarse a voluntad.

Sencillamente bello

La propuesta de Jake Nolan es similar a la anterior, aunque sin inspirarse tanto en Android. En lugar de cambiar la forma en la que interactuamos con la home de Google, el rediseño de Nolan busca mejorar la experiencia actual.

Hay ciertos elementos innecesarios que se pueden eliminar. Igualmente, no me gusta tener que hacer click para acceder a las aplicaciones que más uso. Por eso las he trasladado a una barra inferior que, una vez registrados con una cuenta Google, podemos incluso personalizar con accesos directos a lectores RSS o páginas en Blogger.

Mi propuesta también pasa por dejar el sistema de búsquedas por voz siempre activo por defecto. Creo que esta opción ayudaría a integrar definitivamente los comandos de voz en la experiencia entre personas y tecnología.

¿Qué os parecen? ¿Hay alguna función que se les haya olvidado u otra que definitivamente no os gustaría ver aplicada? [Letters Society, Project 9 vía The Techblock]